Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Deco design de bandera

Arcilla: empática por naturaleza: nos permite crear y ser artistas”. La nueva colección de Modo Casa, empresa familiar que desde hace 20 años comercializa mobiliario de diseño exclusivo, es la consagración de las texturas como protagonistas del espacio de hábitat o trabajo contemporáneo. Con fuerte arraigo en el concepto de identidad, la alusión a una de las materias primas más nobles y ancestrales de la humanidad se traduce en piezas netas, de líneas simples y paleta neutra, que evocan (y provocan) experiencias de contención, refugio y placidez en una época del año caracterizada por las ansias de anidar a resguardo de las inclemencias climáticas. Pero, desde luego, este lanzamiento trasciende la contingencia del calendario para posicionarse como un recurso de materialidad que invita a conectarse, siempre, con lo básico y esencial: el afuera (los seres queridos) y el adentro (los sentidos) dando forma y sentido al entorno en que creemos y creamos.
La fórmula (nogal, cobre, cuero, lino y laca) se aplica en bibliotecas, mesas, sofás, butacas y lámparas, como resultado de una apuesta por “la sencillez, la armonía y la calidez”, según definen Gustavo Yankelevich y Máximo Ferraro, al frente de Estudio Modo Casa, la unidad de negocios enfocada en asesoramiento integral en diseño de ambientes y mobiliario. “Esta colección busca generar esas sensaciones y demostrar que, al igual que la arcilla, cada uno de sus elementos se distinguen por su poder creativo y versatilidad”, detallan.
Son justamente estos dos últimos criterios los que inspiraron al dúo a lanzar Modo Lab, el primer laboratorio de diseño nacional. Concebido como una instancia de reflexión y experimentación con énfasis en la inspiración y la innovación, su objetivo es “generar conceptos, ideas y proyectos donde la impronta de la identidad argentina -en tanto clima, cultura y estilo de vida- se aleje del tópico folclórico y se convierta en otro ejemplo de marca país vinculado al diseño de exportación, tal como ya se ha logrado con la moda”, señalan Yankelevich y Ferraro.
En su primera edición, el espacio de debate (básicamente colaborativo, al que fueron convocados colegas, periodistas especializados y referentes del mercado) se centró en el análisis de la pujante hotelería boutique, por entender que es una de las principales vidrieras de la idiosincrasia local en términos de servicio y confort según los criterios de experiencia lifestyle que hoy validan (y rigen) el mercado.
En el corto plazo, el team de Estudio Modo Casa centrará el diálogo interdisciplinario en gastronomía y comercio, donde una propuesta de diseño de mobiliario e interiores con sello de bandera es igualmente estratégica en términos de diferenciación en la plaza local y también de proyección internacional.
“La idea es profundizar en los mecanismos a través de los cuales un estudio de diseño se involucra en este tipo de emprendimientos. Creemos que la intervención en las instancias iniciales de definición del proyecto es fundamental para que el diseño realmente asuma su condición de ser generador de identidad”, apuntan los especialistas. n 3D