Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

De mitología, reyes y dioses

Al hablar de Grecia siempre nos imaginamos una playa de ensueño en alguna isla perdida, pero este país ofrece mucho más. Atenas y sus alrededores son lugares sumamente atractivos para combinar turismo e historia.

A unos 65 kilómetros de Atenas recorriendo un sinuoso camino de curvas que entran y salen del mar copiando la geografía del lugar, Cabo Sunion tiene construido un templo en honor a Poseidón, dios de las aguas y los mares. Desde allí, antiguamente se divisaban los barcos que llegaban a Atenas, y hasta el día de hoy cuenta con una vista única, que ningún viajero olvidará fácilmente.

Más allá de la connotación histórica y cultural de este promontorio, uno de los puntos turísticos más visitados de la capital griega, es imperdible llegar hasta allí por sus atardeceres únicos, con un sol que se ahoga en el mar tarde tras tarde. Ésta, sin duda, debe ser la primera excursión que alguien debe hacer al llegar a Grecia y marca la pauta de la belleza que este país tiene para ofrecer a los turistas.

Otro lugar ineludible, ícono de la historia occidental, es la Acrópolis de Atenas. Las civilizaciones de la antigüedad elegían este tipo de lugares elevados porque eran propicios para la defensa, y allí construían sus templos y edificios emblemáticos. Esta acrópolis sufrió muchos ataques y fue mudando su funcionalidad a través de la historia, pero no hay visitante que pase por Atenas y no dedique unas horas a recorrerla.

A medida que se van subiendo sus escalones y el histórico y pintoresco barrio de Plaka va quedando atrás, las columnas de su entrada, llamadas Propileos, se van haciendo más grandes hasta que se comienza a tomar dimensión de su imponencia. A la derecha, hay que prestar especial dedicación al templo en honor a la diosa Atenea Niké.

Una vez en la cima, la atención se concentra en el Partenón y toda tu extensión, y luego, a su lado, el edificio llamado Erecteion tiene dos salas, una de las cuales está formada por las famosas Cariátides, figuras femeninas con función de columnas.

Desde su mirador se llega a ver Saint George Licabettus, otro cerro que, además de ser el centro geográfico de Atenas, tiene en su parte más alta una pequeña iglesia que merece ser visitada. Además, en días de buena visibilidad, desde allí se ve el mar y el conjunto de montañas que encierran en forma de valle a esta histórica capital.

Todo es historia

Durante el período en que los turcos dominaron Grecia, vendieron e intercambiaron reliquias históricas a otros países. De hecho, un gran porcentaje de ellas están hoy día en el Museo Británico que hasta tiene una de las cariátides. Grecia, a través de sus funcionarios como así también de personas de renombre, como Melina Mercuri (ex ministra de cultura), han pedido la restitución de los elementos durante décadas, pero casi nunca tuvieron éxito. El reclamo aún hoy sigue en pie, y cada vez más gente, como el actor George Clooney, están a favor de la llamada "causa griega".

Paralelamente, en 2009 se inauguró el nuevo museo de la Acrópolis a escasos kilómetros de su antecesor y Grecia pudo demostrarle al mundo que, más allá de lo imponente y creativo de la construcción, con sus pisos de vidrio y ventanales panorámicas, está lista para que le devuelvan lo que le pertenece por herencia.

Los griegos suelen decir: "Grecia es la cuna de la civilización y la historia de este país nos pertenece a todos, porque no es más ni menos que la historia de la humanidad".