Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Creo que se está politizando una sentencia judicial"

¿Cómo le cayó que la Corte autorizara la reducción de pena a un represor a traves del 2x1?
- Lo que hizo la mayoría de los jueces fue aplicar un principio sustancial del derecho penal, el de la ley penal más benigna para una persona condenada o procesada por la comisión de un delito. Ese principio se encuentra en el artículo 18 de la Constitución, el artículo 2 del Código Penal, el 6 del Pacto de San José de Costa Rica, el 15 del Pacto Internacional de derechos civiles y políticos, y también ha sido reconocido con referencia a los delitos de lesa humanidad por la Corte Europea de DD.HH, que dijo que el principio de la ley penal más benigna se aplica al delito de genocidio, que es un delito de lesa humanidad.

¿Usted sostiene que el fallo no viola normas internacionales?
- No hay norma internacional que se viole. Por lo menos no se viola ninguna respecto del principo de la ley penal más benigna, porque no se trata de absolver a una persona o no procesarla, sino de reducir el monto de la condena por la negligente actuación del Poder Judicial.

¿Tiene un tinte político este fallo?
- Está el voto de la mayoría, que es netamente jurídico. Los jueces dicen: estamos en un sistema democrático constitucional en donde impera el estado de derecho, lo que significa que la voluntad de la ley se impone sobre cualquier pretensión, por más legítima que sea, proveniente de los grupos sociales. Podemos estar de acuerdo o no con las soluciones que extrae la ley, pero debemos cumplirla por razones de seguridad jurídica. Y en el voto de la minoría, los jueces dicen que se debe ponderar la valoración social que merece el hecho que se juzga. Con lo cual, se faculta a los jueces para apartarse de la ley y satisfacer esa valoración social. Para los jueces de la minoría, los delitos de lesa humanidad son gravísimos, hay conciencia social en la sociedad que no se le puede aplicar la ley penal más benigna y sugieren no aplicarla. Tenemos un enfoque jurídico de la mayoría y uno político de minoría.

¿Cree que el Gobierno estaba al tanto de que se venía este fallo?
- No tenía por qué estarlo, porque los jueces no tienen por qué informar al Gobierno lo que van a decidir. Si el Gobierno reacionó de la manera que reaccionó, quiero pensar que es para no perder rédito político por las reacciones que hubo en otros sectores. Vemos que se está politizando una sentencia judicial.

¿Por qué la Corte toma esta decisión ahora?
- La Corte en su composición anterior fue muy proclive a adoptar la postura de la valoración social, por eso decidió que los delitos de lesa humanidad eran imprescriptibles, que no eran válidos los indultos y amnistías. Entonces, la voluntad de la mayoría se impuso por cinco votos contra cuatro, cuatro jueces no estaban de acuerdo con ese criterio cuando declararon que para los delitos de lesa humanidad no eran aplicables las garantías constitucionales, en 2004/ 2005, con la disidencia de Fayt, que tenía un criterio igual al de la mayoría actual.

¿Los jueces deben explicar su fallo?
- No. Lo que tiene que hacer la opinión pública es leer el fallo. Rosatti y los otros jueces expresan su rechazo a los delitos de lesa humanidad. Dicen que le parecen horribles, que en su fuero íntimo no los toleran, pero que como jueces tienen que ceñirse a lo que dice el derecho. Los jueces no tienen que fallar según criterios políticos sino jurídicos.

¿Qué viene ahora?
- Cualquier reclamo sobre este tema se puede hacer ante la CIDH, que le da traslado al Estado argentino para que exprese su punto de vista. Y en ese caso se puede llegar a un acuerdo, la CIDH puede proponer un acuerdo entre los denunciantes y el Estado argentino.

¿Cómo sería ese acuerdo?
- Si la propuesta es revocar el fallo, es inviable. Lo que podrían pedir es que el Ejecutivo o el Legislativo adopten alguna medida que trabe la aplicación del fallo.

La ley del Congreso...
-Esa ley sería inconstitucional, porque desconoce el principio de la ley penal más benigna, que ya se aplicó. Ese principio es de las más grandes conquistas que tuvieron las democracias constitucionales en su lucha por la libertad, dignidad y progreso del ser humano.