Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Creo que Macri quiere buscar la verdad en el caso Odebrecht, caiga quien caiga"

La legisladora porteña, ahora integrante de Cambiemos, acusa también a la Procuradora Alejandra GilsCarbó de "encubrir" y ser obstáculo para que la empresa Odebrecht aporte información sobre las coimas que habría pagado en la Argentina.

No hemos hablado ni de candidaturas ni de lugares en las listas", repite como un mantra Graciela Ocaña, la legisladora porteña de Confianza Pública que acaba de incorporarse al espacio de Cambiemos, y cuyo nombre suena cada vez más fuerte para integrar la lista de diputados nacionales en la Provincia. Pero mientras llegan las definiciones de tinte electoral, "la hormiguita" sigue adelante con el leit motiv de su dinámica carrera política: la lucha por erradicar a las mafias del poder. Acaba de publicar su nuevo libro, Contra la corrupción, y sigue atenta a las derivaciones del Lava Jato brasilero y las "esquirlas" que empiezan a caer sobre a la Argentina.

Sos referente en la lucha contra la corrupción. ¿Cómo ves el escándalo en Brasil? ¿Creés que el efecto mani pulite puede llegar por fin a la Argentina?
-Me parece que Brasil está mostrando una fortaleza institucional que es súper importante y que ojalá la Argentina pueda emular. Esa fortaleza institucional tiene que ver con que funciona la Justicia, funcionan muy bien algunos mecanismos que tienen, como el de colaborador eficaz o arrepentido, y eso ha permitido que se devele esta trama de financiamiento ilegal de la política. En Brasil casi no hay límites al financiamiento privado de la política. Y creo que es una oportunidad para que la Argentina muestre también su madurez institucional, sobre todo con la posibilidad de que, tal como lo hicieron en Brasil y otros países de la región, Odebrecht esté dispuesto a colaborar en el sentido de procesar todas las pruebas (para conocer información) sobre el pago de sobornos en la Argentina.

¿Cuál es tu explicación sobre la demora acá en la Argentina en brindar esos datos?
-Me parece que ahí hay dos patas: por un lado está la Justicia, lo ideal hubiera sido que la Procuración General hubiese llevado adelante este procedimiento, pero todos sabemos que Gils Carbó es un ariete de Cristina en la Justicia, trabaja más como encubridora que como fiscal que debería buscar la verdad, y que esto ha hecho que el proceso sea bastante frustrante, porque todos sentimos en el fondo que en la Argentina, mientras vemos que en Perú hay un ex presidente que tiene la captura internacional, y en otros países han sucedido hechos reales, acá todavía no ha pasado más que las pruebas que yo aporté: documentos que fueron descubiertos a partir de allanamientos en Brasil y que se vinculan con transferencias que habría recibido un conocido testaferro de Jaime, que es Manuel Vázquez, y nada más. Me parece muy bien la decisión del Presidente que hace dos meses fue a Brasil y pidió la documentación y que ahora los funcionarios del Ejecutivo, que tienen un doble rol, por un lado ser querellantes en la causas de corrupción, pero de impulsar un acuerdo que permita que Odebrecht, si quiere continuar trabajando como empresa en la Argentina, aporte información.

Salió a la luz el nombre de Arribas y Macri igual lo mantiene en el cargo. ¿No choca esto con su promesa de transparencia?
-Yo denuncié a Arribas cuando salió la información en La Nación. Me llamó esta semana Arribas, me ofreció acercarme todas las pruebas y me dio una información que no tenía. Por ejemplo, la UIF ha presentado información que determina que de acuerdo a los registros tanto de la UIF, de Suiza, y de otros países que han consultado, la única transferencia que recibió Arribas es por u$s 70.000, que es la que él ha reconocido. Sé del buen trabajo que está haciendo la UIF y que no haya reportes internacionales creo que está confirmando la versión de Arribas. De todas formas creo que él debe dar esta explicación en la Justicia y a la sociedad. También llama la atención que Meirelles, por quien pasaron millones y millones, entre ellos los 35 que pagó Odebrecht a la Argentina, sólo recuerde el nombre de Arribas y no recuerde ni a De Vido ni a otros. Hay que investigar, caiga quien caiga.

¿Estás convencida de que el Presidente también piensa que hay que investigar caiga quien caiga?
-Creo que sí, porque el Presidente a pesar de que hay una empresa vinculada a un familiar suyo (N. de R: por IECSA, de su primo Ángelo Calcaterra), él ha ido a Brasil y ha dicho queremos que nos entreguen todas las pruebas. Creo que quiere buscar la verdad, como la queremos los argentinos de buena fe, porque si aquí ha habido financiamiento ilegal, ese financiamiento ha traspasado por empresarios argentinos, por partidos políticos y esos partidos tienen que rendir cuentas y se tiene que devolver la plata. Y Odebrecht, si quiere seguir trabajando en la Argentina, debe pagar un enorme costo, que es el costo que ha pagado en otros países, de multas y de castigos que le son impuestos por las leyes.

Carrió asegura que De Vido tiene protección de funcionarios de este gobierno. ¿Coincidís?
- No me consta, si ella tiene los nombres los debería hacer informar por el Presidente para que separe a esos funcionarios, y también denunciarlos. Yo he escuchado también al ministro Dietrich de cir que él conocía todo lo que había hecho De Vido, supongo que habrá elevado todo eso a la Justicia. Ahora, si hay un encubrimiento, y la verdad que uno tiende a pensar eso porque hay más de 120 denuncias contra De Vido en la Justicia y parece raro que solamente ha sido procesado en tres. Es muy difícil que De Vido no haya tenido conocimiento de la corrupción de López, cuando era un hombre que le reportaba; de Jaime... Yo estuve en una de las charlas que el doctor Moro (N. de R: el juez brasileño que se hizo conocido por liderar las investigaciones del Lava Jato) dio en la Argentina y remarcó la importancia de que se dicten leyes que avancen sobre la transparencia, por ejemplo con la ley del arrepentido, pero hay que ir por más, la caducidad de los activos productos de hechos ilícitos provenientes del narcotráfico o la corrupción, y el tema de la responsabilidad penal de las empresas. Son temas sobre los que el Parlamento debería avanzar y hasta ahora no lo ha hecho. Moro también le pidió a los empresarios que denuncien, que no paguen coimas. En Brasil las leyes también funcionan porque la gente en los procesos judiciales va presa. Acá no va preso nadie.

La Argentina tiene 30% de pobres, herencia K, que sigue sin modificarse. ¿Cuánto tiene que ver este panorama con la corrupción y las mafias en el poder?
-Mucho, porque el dinero que se se pierde en el camino es el que después falta a la gente, en las rutas y origina accidentes y muertes, el dinero con el que algunos vivos compraban medicamentos adulterados que matan a la población. La corrupción nos mata y los argentinos empezamos a tomar conciencia de que no es "el roban pero hacen", no es una avivada, sino que nos produce un daño que a veces es irreparable.

¿A la hora de votar va a pesar más la política o la economía?
- En esta elección lo que se juega es la profundización del cambio que los argentinos votamos en 2015, o que el sistema, esas mafias enquistadas, puedan nuevamente frenar los avances, algunos muy pocos, pero que se están haciendo. Eso también tiene que ver con la economía de cada uno, porque si vos podés acceder a un crédito, a tu vivienda, a tener buenos servicios, también eso hace que mejore tu situación.

¿Pensás que Cristina va a ser candidata en octubre?
-Cristina tiene muchos problemas con la Justicia y quizá se presente para lograr fueros. Pero va a depender más de la sociedad, que tiene que decir si va a apoyar el pasado, lo que ya vimos, los bolsos de plata, o el cambio.

"Los jubilados no deberían pagar ganancias"

Mientras el Gobierno analiza la posibilidad de apelar el fallo judicial que declaró inconstitucional el pago de Ganancias por parte de los jubilados, Graciela Ocaña lo avala. "Creo que hay una situación muy injusta para el jubilado. Muchas veces cuando se cobran las sentencias, que se vinculan con el no cumplimiento por parte del Estado, como son importes que sobrepasan los montos mínimos no imponibles, termina reteniéndose impuesto a las Ganancias injustamente. Desde mi perspectiva, pienso que a una violación que el Estado ha hecho históricamente, no el gobierno de Macri porque ha impulsado una ley para el reconocimiento histórico de los jubilados, pero es injusto que el Estado que incumplió, ahora le retenga parte de los recursos que si hubiera pagado en tiempo y forma no hubieran estado alcanzado por Ganancias".

Más notas de tu interés

Comentarios2
Hargimund Hargimund
Hargimund Hargimund 28/05/2017 12:19:11

Yo creo lo mismo. Gils Carbó trata de trabar la llegada de información desde Brasil, porque sabe perfectamente quienes pueden aparecer como coimeros (aparte de algunas sorpresas).

Emilio Gaviria
Emilio Gaviria 26/05/2017 04:33:52

El filósofo Forster, (¿será el argentino u otro?), afirmó que la verdad es una víbora venenosa, a ver si cae algún seguidor o pariente entre tantos implicados.