Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cormillot: "Donald Trump no tiene bien el lóbulo frontal"

El prestigioso especialista en obesidad arriesga un diagnóstico médico sobre el candidato republicano, de quien dice que "no está en su sano juicio". También opina sobre el desfile en Comodoro Py de ex funcionarios K, entre ellos la ex Presidenta, y sin titubear, afirma: "No hay forma de resolver la grieta con los chorros".

Cormillot:

En "Albertolandia" todo lo que es malo está bien, y viceversa. En ese país, que queda en Cuba y Jaramillo, lo inteligente es hacer caminos que no se sabe hacia dónde van, porque cualquiera puede construirlos hacia puntos determinados. Alberto, que es el rey de "Albertolandia", está seguro de que puede volver al poder, pero llega a un paroxismo tal cuando lo imagina, que inevitablemente una enfermera tiene que llevárselo en ambulancia para que continúe con su incierta recuperación.

Ese es el nuevo personaje que el doctor Alberto Cormillot creó para comunicarse con el público. Desde el programa radial Cada Mañana (Radio Mitre), conducido por Marcelo Longobardi, que acaba de ganar el Martín Fierro de Oro, el médico divierte, propone paradojas y hace catarsis.

Es un nuevo filón en su larga y prolífica carrera mediática. Como médico especialista en nutrición y en lucha contra la obesidad, Alberto Cormillot está en la televisión y en la radio desde hace casi medio siglo. Sigue instruyendo y entreteniendo como uno de los profesionales más reconocidos por su aporte a la difusión de los problemas que derivan de la obesidad. Su obsesión con el tema lo llevó a especializarse en prestigiosos centros académicos internacionales y acaba de ser nombrado Coordinador del Área de Alimentación Saludable del ministerio de Salud de la Nación.
En diálogo con 3Días, Cormillot cuenta por qué cree imposible superar la grieta, al menos en las actuales circunstancias, opina sobre el desfile de ex funcionarios ante la Justicia y aventura un diagnóstico médico sobre la salud mental del candidato republicano de los EE.UU. Donald Trump.

¿Qué significa formar parte del equipo de Cada Mañana, que ganó el Martín Fierro de Oro?
- Significa que los colegas periodistas han considerado que el programa, después de 16 años de estar a la cabeza en el ráting, merecía el premio. Creo que fue un premio merecido, porque si uno tiene que valorar, entre otras cosas, qué es lo que quiere el público, el 50 y pico por ciento de los oyentes de radio opina que es bueno escucharlo.

En el programa, Usted incursiona en el humor, por primera vez en su carrera en los medios. ¿Cómo surgió esa veta?
- En Cada Mañana es la primera vez que hice algo con humor. Yo ni sabía que podía hacer humor, o sátira, o como quieran definirlo, pero con contenido político.

Y un tipo de humor "culto".
- Surgió un humor que tiene información, que tiene distintas facetas. Marcelo (Longobardi) lo valoró y el público también, que ahora habla de "Albertolandia", como antes hablaba de El Candidato y antes del Latín. El personaje fue mutando y cada cambio, no sé si decir que fue acertado, pero funcionaba.

¿En qué se inspiró para crear el mundo de "Albertolandia"?
- Es una exageración, una sátira, la legitimación de las barbaridades que se han visto, como los bolsos de López, las valijas, las Cunitas, y todas las barbaridades que se han perpetrado en los últimos años. "Albertolandia" es un lugar donde se dice que todo esto no sólo está bien, sino que hay que multiplicarlo.

Hablando de la Argentina real, ¿cree que esos presuntos actos de corrupción finalmente serán probados y sus autores castigados? ¿Cómo ve este desfile de ex funcionarios, encabezados por Cristina Kirchner, por tribunales?
- Eso lo comento poco, me meto con cosas que son más actuales. No me dan ganas de meterme con ella. Creo que ella es el pasado, y la Justicia dirá si formó parte o no de una banda de ladrones. Parece inevitable darse cuenta que hubo una banda de ladrones, porque ya alguno está preso, calculo que porque son ladrones comprobados.

¿Se puede superar la grieta?
- No creo, mientras siga habiendo muchos fanáticos de un lado y del otro. Mientras la gente que ha robado en la cara de todos nosotros siga diciendo que no robó y que todo estuvo bien, creo que es medio difícil resolver la grieta. A mí me trataron de haber estado con los militares y la dictadura, porque que si uno no pensaba como la gente del gobierno anterior, ya era una persona sospechada. Yo nunca estuve con los militares, asi que cuando aparece el pensamiento de ese lado me fastidia y pienso que la grieta está ahí.

¿Entonces es muy difícil que se resuelva?
- Me parece imposible, porque salvando las distancias, ¿cómo se puede resolver la grieta con los nazis? No se puede. ¿Cómo se puede resolver la grieta con los motochorros, con los ladrones, con los que tiran millones de dólares por la pared de un convento? ¿Cómo se puede resolver con caminos que no se hicieron, o con gente fumando habanos mientras se juega la plata de trabajadores de radios, y matando animales, o con el hijo de Lázaro Báez contando plata? Esa gente tiene que estar en la cárcel. No hay forma de resolver la grieta con los chorros.

Una grieta similar podría producirse en los Estados Unidos, con dos candidatos tan opuestos como Hillary Clinton y Donald Trump. ¿Cómo los ve a ambos?
- No soy experto en este tema, aunque, en general, se opina que los estadounidenses tienen que elegir entre dos personas que no son muy buenas. Creo que Trump es una persona que está fuera de su equilibrio, no parece que esté en su sano juicio. Es una persona desequilibrada que aprovecha la situación de muchos norteamericanos que se quedaron sin trabajo, en pueblos que desaparecieron. En muchos lugares predomina la irracionalidad sobre la ecuanimidad. Trump está frontalizado: el lóbulo frontal no lo tiene bien. Está fuera de juicio. Cómo no va a haber grieta si gana un señor que dice esas cosas, que le pega a las mujeres...

Más notas de tu interés

Comentarios4
Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 04/11/2016 07:11:11

NI FALTA QUE HACIA ESTE COMENTARIO. ALGUNOS EDITORES SON DE TERROR. EN CUALQUIER MOMENTO TRAEN A MARIO SOCOLINSKY HABLANDO DEL IMPACTO DE UN EVENTUAL TRIUNFO DE ESTE LOQUITO EN LA SALUD DE NUESTROS HIJOS

Carlos Lorenz
Carlos Lorenz 04/11/2016 03:59:49

¿ Vos crees que el tuyo esta bien ? , en la radio ya hablas de cualquier cosa.

Jorge Abraham
Jorge Abraham 04/11/2016 07:03:35

escuchándolo babucear por las mañanas en la radio ,da la impresión de que Cormillot no tiene bien ningún lóbulo en absoluto .

gaston isla casares
gaston isla casares 04/11/2016 02:32:35

Tal cual, por eso no lo escucho mas, por este gaga ni por los LeucoVICH