Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Convencer a la sociedad de que la inflación va a bajar

El nuevo gobierno pretende bajar gradualmente la inflación, hasta un 5% anual en 2019. Un desafío crucial con esta estrategia es convencer a la sociedad que la inflación comenzará a bajar paulatinamente en el tiempo, aún luego de una suba inicial, por la necesidad de corregir distorsiones pre-existentes de precios relativos (tipo de cambio, tarifas). En especial, convencer a los gremios, para que negocien salarios entre 2016 y 2019 en base a inflación esperada y no pasada. Complicado, pero la alternativa del shock resultaba poco viable política y socialmente. La estrategia requiere que todos los años se reduzca el déficit fiscal y la asistencia del BCRA al Tesoro, lo segundo más rápido que lo primero, de modo que en la transición resulta vital el acceso al financiamiento internacional. Sin arreglo con holdouts, o se ajusta drásticamente el déficit fiscal o aceptamos convivir con alta inflación varios años más.


Igualmente importante resultan los acuerdos que pudieran lograrse con el mundo empresario y del trabajo. Subas salariales por arriba del 30% anual en 2016, como actualmente se está planteando, con un tipo de cambio que subirá más del 70%, volverían prácticamente inalcanzable la meta inflacionaria del 20-25% pretendida por el Gobierno para 2016, aún con una contracción monetaria. En este contexto, resulta conveniente dividir la negociación de salarios en dos partes este año, de modo que en la segunda ronda de negociación, con una inflación mensual ya más baja, puedan generarse condiciones para un aumento de salarios que resulte acorde con una tasa de inflación menor al 30% en 2016.


Los consejos de 10 expertos para bajar la inflación