Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Castillos en la ciudad

Varias imponentes construcciones urbanas repletas de historia pueden visitarse en pleno centro de Buenos Aires, e incluso en algunas es posible hospedarse y pasar unos días entre el brillo del pasado.

Los bellos jardines del Palacio Paz.

Los bellos jardines del Palacio Paz.

Varios palacios y castillos enclavados en pleno corazón porteño pueden ser visitados, e incluso, en algunos de ellos es posible pasar la noche. Además, con la idea de recobrar la importancia de estos patrimonios locales, existen algunos recorridos ya establecidos con guías especialistas en el tema.
Para quienes quieran hurgar entre los secretos de la historia, aquí algunos de ellos:

- Palacio San Martín (Arenales 761):
Encomendado por Mercedes Castellanos de Anchorena al arquitecto noruego Alejandro Chistophersen, fue construido entre 1905 y 1909. Tuvieron allí lugar importantes encuentros sociales, como el baile del Centenario de la Independencia, en 1916. Recién en 1936, fue adquirido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, y actualmente allí funciona la Cancillería, al tiempo que se siguen prestando sus salones para ceremonias diplomáticas y conferencias. Cuenta con una biblioteca especializada en derecho intenacional, historia de las relaciones internacionales y geografía universal.

- Palacio Paz (Av. Santa Fe 750)
Inspirado parcialmente en el Palacio de Louvre de París, fue mandado a construir por Jose C. Paz al arquitecto francés Louis Sortais. Tiene casi 12.000 metros cuadrados, y recién fue concluido en 1914. En 1938, pasó a manos del Círculo Militar, cuando sólo vivían dos miembros de la familia acompañados por casi 40 sirvientes.

- Palacio Errázuriz (Av del Libertador 1902)
Fue construido por el arquitecto francés Rene Sergent entre 1911 y 1917 para el diplomático chileno Matias Errázuriz y Josefina de Alvear. El comedor -estilo Luis XIV- es copia del Salón Hercules del Palacio de Versalles. Allí se se creó en 1937 el Museo de Arte Decorativo, que heredó un patrimonio que comprende muebles, tapices, porcelanas, vidrios, pinturas y esculturas europeas de los siglos XVI al XX.

- Palacio Duahu (Av. Alvear 1661)
Construido en 1934 por el arquitecto León Dourge para Luis y Alberto Duahu. Hoy allí se ubica el Hotel Hyatt, y es posible desde almorzar o cenar, hasta pasar una tarde de spa o alojarse.

- Residencia de Daniel Ortiz Basualdo (Santa Fe Av. 846):
Construida en 1912, fue 13 años más tarde el sitio que cobijó a al Príncipe de Gales Eduardo VIII y los 25 miembros de su comitiva, y se dice que el palacio inspiró al Príncipe en la ambientación de ciertos sectores del Palacio de Buckingham, contratando a las mismas casas europeas de decoración y diseño. Fue vendida en 1939 a la Embajada de Francia e inaugurada con un gran baile.