Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Caso testigo

La Unión Industrial Argentina (UIA) a pleno implora al Gobierno, tal como lo hizo con otros, que busque mecanismos para frenar la posible invasión de bienes industriales chinos. Y en esa misión tiene como destacado vocero de hecho nada menos que a Paolo Rocca, quien milita con el argumento de que no es viable librar ninguna disputa con una economía que no es de mercado.
La cruzada de uno de los industriales más importantes del país no tiene una raíz sólo conceptual filosófica. Lo que básicamente le desvela es la competencia de los productos siderúrgicos, que amenazan desplazar del mercado local y regional a los tubos utilizados en la actividad energética, producto emblema de Tenaris.
La disputa librada en Córdoba para el tendido de un gasoducto es una muestra de esa puja: el holding local tuvo que resignar gran parte de la provisión a manos de caños chinos, sensiblemente más baratos. Tenaris conoce el tema desde adentro, ya que desde el 2008 tiene su propia planta en Qingdao, desde donde abastece a ese país y otros del mundo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar