Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Carlos Monti: "Es hora de ver en la práctica lo que los políticos prometieron"

El periodista y conductor de radio y Tevé confiesa su apoyo al gobierno de Macri, aunque cuestiona el tarifazo. Habla de los políticos y su fascinación por la farándula, de la candidatura de Tinelli a la AFA, de la próxima entrega de los Martín Fierro y del peligro que encierran las drogas sintéticas para los adolescentes.

Carlos Monti:

De perfil bajo, a Carlos Monti es habitual verlo cargar la SUBE y viajar en subte para llegar a los estudios de Nuñez, donde todos los días conduce junto a Verónica Varano el programa Informadísimos, que se emite por la señal Magazine en tira diaria. "Es la sexta temporada, logramos imponer un programa en la mañana del cable que tiene sello propio" afirma el periodista, conductor y productor, quien desde hace 13 años conduce además Bien Arriba , los sábados por Radio 10. Hacer radio me fascina, y si bien me han hecho ofertas para mudarme, estoy cómodo y trabajo con libertad". Hincha fanático de River, Monti recibe a 3Días para conversar de actualidad, sin olvidar, claro, la próxima entrega de los premios Martín Fierro.

Faltan dos días para la entrega . ¿Estás de acuerdo en que se premie a la televisión y a la radio en dos ceremonias diferentes?
-No estuve muy de acuerdo al principio, pero analizándolo fríamente, reparé en que así como los programas de cable tienen su exclusividad, de la misma manera debe ser para la radio. Si bien hay gente de radio que no es muy conocida, hay un alto porcentaje de programas que están producidos y conducidos por profesionales reconocidos que, además, forman parte de la televisión. Exceptuando a Mirtha, Susana y Tinelli, el resto, forman parte de la grilla de las diferentes radios AM y FM. Lamentablemente, en los últimos años los ternados por la radio parecían "colados" en la fiesta y a partir de ahora ya no serán más invitados de piedra.

¿Cuál es tu límite a la hora de dar una "primicia"?
- Mis propios límites son: la salud y la enfermedad. Siempre reparo en que puedo lastimar a una familia o a uno de sus protagonistas, hijos… y ahí pongo stop. Cometí muchos errores en el transcurso de mi carrera de los cuales me he arrepentido. Las relaciones humanas están por sobre una primicia.

¿Qué opinás de la farandulización de la política?
- Creo que tenemos que remontarnos a la época de Perón y Evita, que no era farándula pero sí espectáculo con política. En el caso de José Ottavis y Vicky Xipolitakis, de él sólo sabíamos que era miembro de La Cámpora. Los políticos encuentran en las polleras del espectáculo algo que no encuentran en su vida cotidiana. Es parte del show business y, como decía Discépolo, se mezcla "la biblia y el calefón". Hay casos que han perdurado, otros no, pero esto remite a una caja de fantasías que provoca el mundo del espectáculo donde la propia fascinación envuelve a los políticos. Por otro lado, los políticos son los que tienen el poder y eso seduce y atrae a muchas mujeres dentro y fuera del medio.

¿Cómo te impactó la tragedia de la fiesta electrónica de Costa Salguero?
- No me sorprendió porque todos sabemos que en esas fiestas consumen drogas, pero sí me afecta saber que los chicos pagan con su vida el negocio de muchos. Como padre, uno muchas veces cree que cuando sus hijos van a un boliche están cuidados, que velan por su seguridad. Enterarme de esa noticia me puso frente a una situación de desconocimiento total respecto de las drogas sintéticas, por eso me conmueve y me moviliza.

¿Cómo ves la ciudad de Buenos Aires?
- He tenido la suerte de viajar al exterior y Buenos Aires está dentro de las mejores capitales del mundo. Amo la ciudad, veo una transformación en los últimos ocho años en que Macri fue Jefe de Gobierno. El mantenimiento de las plazas, la iluminación, el Metrobús... Siempre respaldé con mi voto esa gestión y queda mucho por hacer. El talón de Aquiles es la recolección de residuos.

¿Cómo te afectó el tarifazo de luz, gas, nafta…?
- Como a todos. Tengo la suerte de vivir en un departamento que tiene mucha luz natural, pero de todas maneras vi el aumento reflejado en la factura, lo mismo con el aumento del gas, ABL, la nafta. Yo voté a Macri y quizás sea políticamente incorrecto, porque hay gente que cuenta las monedas para poder viajar. Yo hubiera aumentado las tarifas de manera gradual.

¿Qué opinás de Tinelli y su nueva candidatura como presidente de la AFA?
- Lo veo muy entusiasmado. Marcelo es un tipo muy inteligente, creativo, muy capaz, muy emparentado y con mucho conocimiento del mundo del fútbol. La AFA necesita un cambio urgente en todo sentido, no es ni fue el mejor ejemplo de nada. Está teñida de corrupción, no están claros los números, está pobre con clubes pobres y con dirigentes que tienen que rendir cuentas a la Justicia.

¿Cómo ves al Presidente? ¿Le ponés fichas a este gobierno?
-Sí, le pongo fichas. Todo el proceso de cambio lleva su tiempo y mientras eso suceda, tiene que atender los requerimientos diarios de la sociedad, de una masa de argentinos que no la está pasando bien. En su momento habló de "pobreza cero" y sé que se está ocupando. Si bien no es fácil, espero que cumpla con todo lo que prometió durante la campaña. Estoy convencido que junto al equipo que lo acompaña, va a sacar el país adelante.

Un deseo para la Argentina
- Que haya mejor distribución de la riqueza. No puede ser que haya chicos que coman una vez por día y otros que se mueran por desnutrición. Quiero un país donde todos tengamos las mismas posibilidades, priorizar la salud, el trabajo, la educación, la seguridad. Hace 60 años que padecemos las mismas penurias y es hora de que veamos en la práctica lo que los políticos prometen en los discursos. Todos merecemos vivir dignamente.