Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Buenos Aires “postergó” su candidatura como sede de los Panamericanos

Se había postulado para recibirlos en 2023. Pero se retiró de la carrera y dejó a Santiago de Chile como única candidata. “El entusiasmo está intacto, pero hay que agregarle realismo”, dijo Werthein, el titular del COA.

Buenos Aires “postergó” su candidatura como sede de los Panamericanos

El Comité Olímpico Argentino (COA) decidió “postergar” la candidatura de la Ciudad de Buenos Aires como sede de los Juegos Panamericanos del 2023 al 2027. El titular del organismo, Gerardo Werthein, justificó: “El entusiasmo está intacto, pero hay que agregarle realismo”.

Ante la declinación de Buenos Aires para el 2023, Santiago de Chile queda como única candidata. Werthein dijo que respaldará la moción de que la capital chilena sea sede de los Juegos: “Es una ciudad que ya se candidateó varias veces. Nos parece que está bien apoyar su candidatura y así nosotros nos preparamos con más tiempo y tranquilidad para el 2027”.

El COA había presentado en enero de este año “una carta de intención” ante la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA). La idea era aprovechar “el legado” de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018 como base para organizar los Panamericanos 2023.

Pero, dijo el titular del COA, tras un minucioso análisis decidieron “postergar la sede de Buenos Aires para los Juegos Panamericanos” porque “dentro de las prioridades que existían en la ciudad” una era “que la Villa Olímpica de 2018 se entregara inmediatamente después de los Juegos a viviendas sociales para reurbanizar la zona sur de la ciudad”.

“Esta es una decisión conservadora, prudente y cuidadosa. El entusiasmo está intacto, pero hay que agregarle realismo. Las cosas no se tienen que hacer porque hay que hacerlas ya, lo importante es hacerlas. Así como tardamos ocho años en llegar con el ENARD a mejorar nuestra performance olímpica, como pasó en Río 2016, no está mal que nos tomemos cuatro años más y respiremos un poco para poder llevar adelante esto que realmente nos apasiona” añadió Werthein.