Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Alquileres, entre la inflación pasada y la caída del salario

A pesar de la campaña del BCRA de lanzamiento del régimen de metas de inflación, la desaceleración de precios todavía no se refleja totalmente en la actualización de los valores de los alquileres

Alquileres, entre la inflación pasada y la caída del salario

A pesar de la campaña del BCRA de lanzamiento del régimen de metas de inflación, con video incluido, la desaceleración inflacionaria todavía no se refleja totalmente en la actualización de los valores de los alquileres.
"Luego del salto del tipo de cambio de comienzos de año, que se tradujo en una aceleración del proceso inflacionario, y a su vez, una caída en el nivel de actividad, todo en un contexto de caída del poder de compra en términos reales, la inflación efectiva terminó siendo sustancialmente superior a la esperada al momento de la firma de los contratos de alquiler, dándose un fenómeno de sorpresa inflacionaria", describe Juan Ignacio Fernández, quien a su vez recalca que la contracción de la masa salarial le puso un techo a los incrementos en los alquileres, lo que provocó una significativa caída de la rentabilidad, tanto en términos reales como en dólares.


Ante esta situación, "se está viendo que la suba de los precios de los nuevos contratos de alquiler conlleva un plus por sobre la inflación esperada -que en octubre fue de 20% según UTDT- para el primer año para recomponer parcialmente la pérdida que sufrieron los dueños este año, especialmente los que ya estaban inmersos en un contrato viejo", agrega y prevé que el impacto de la desaceleración inflacionaria sobre el nivel de indexación de los contratos de alquiler tenga más relevancia en 2017. Los precios se siguen escalonando a seis meses.


En los últimos años los precios de los alquileres se venían indexando según la inflación real, pero ahora la caída de los salarios reales le puso un techo a la suba, por lo que muestran una dinámica similar a la de los salarios, según un índice que elabora Oikos junto con Properati.


"Los precios de los alquileres subieron por los resabios del alza del nivel general de precios pero con un techo dado por la demanda que sufre mayor inestabilidad laboral y salarial", coincide Alejandro Banzas, quien prevé un mayor amesetamiento de los valores en 2017, con aumentos en torno al 25%.