El Bovespa apunta a integrar las bolsas de la región en 2012

La integración de los mercados de América latina está en la lista de deseos de Año Nuevo de la BM&FBovespa. La expectativa de la bolsa de San Pablo es poder consolidar en 2012 algunos acuerdos firmados en la región, en especial el que prevé un sistema de intercambio (enrutamiento) de las órdenes de compra y venta de acciones y renta fija entre Brasil y Chile.
Tenemos el foco puesto en América latina, dijo el director ejecutivo de productos y clientes de la BM&FBovespa, Marcelo Maziero, que coordina los esfuerzos internacionales del mercado bursátil. El sueño de consumo es que la gente tenga a América latina, desde el punto de vista financiero, con más cara de un único mercado y no de pequeños mercados. Eso sería óptimo para la BM&FBovespa en términos de negocios porque aumenta el atractivo de inversores externos hacia un mercado más robusto.
El interés estratégico está alineado al movimiento visto en otros sectores de la economía. Bancos brasileños también buscan fortalecerse en la región, mientras las grandes multinacionales latinoamericanas amplían sus negocios en diversos países.
Tenemos el ejemplo reciente de Cencosud (grupo minorista chileno) comprando una cadena de supermercados en Brasil. Los bancos también están interesados en la región. El Itaú está yendo a Chile, Colombia y Perú. Eso será cada vez más común, ejemplificó Maziero, recordando que un mercado regional más fuerte es esencial como fuente de financiamiento para los grandes conglomerados.
El mercado fuera de América latina nos ve como América latina. Desde hace décadas el mercado financiero se organiza por región y la novedad es que las propias empresas latinoamericanas se transformaron en empresas más relevantes globalmente.
Además del acuerdo con Chile, la BM&FBovespa firmó este año un memorando de entendimiento con la Bolsa de Valores de Colombia y la expectativa es que el sistema que posibilita el acceso de inversores brasileños a esa plaza y viceversa esté listo también en 2012. Con otros mercados, como el de México, las conversaciones todavía son informales.
Llevamos adelante varias conversaciones bilaterales con la idea de, en el futuro, alcanzar la integración plena de la región. Aparentemente, tuvo más éxito que si intentábamos colocarnos como protagonistas de todo el proceso, afirmó el ejecutivo.
Por el momento, no existen planes de fusión. Somos consientes del tamaño que tenemos y de que eso puede asustar. Realmente no tenemos planes de hacer esa integración vía fusión, incluso porque no necesariamente tendríamos ganancia, aseguró Mazeiro. Si en algún momento en el futuro -no es el caso en el presente- le parece razonable a alguien y a nosotros también hacer una relación societaria, lo evaluaremos, como se evalúa cualquier otra oportunidad de inversión.
Paralelamente, otras bolsas de la región se movilizan para ganar robustez. Para la BM&FBovespa, las iniciativas no son una competencia, sino más bien complementarias.
Estamos acercándonos a esos mercados bilateralmente y no vemos necesidad, en este momento, de cambiar eso. Las conversaciones continúan de forma bilateral, dijo la directora internacional de la BM&FBovespa, Lucy Pamboukdijan.
Noticias de tu interés