Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Apuntalar valores democráticos a través de la educación

Surgida con la vuelta a la democracia, la Asociación Conciencia tenía por objetivo formar a los chicos y jóvenes como ciudadanos. Para lograrlo comenzaron por reforzar la educación en todos los niveles. Hoy la entidad lleva adelante 44 programas y otorga 1.500 becas.

Corría el año 1983 y tras seis años del proceso militar que había sumido al país en uno de los períodos más oscuros de su historia, se avizoraba la esperanza y el entusiasmo por el regreso a la vida democrática.
En ese contexto, un grupo de voluntarios, en su mayoría mujeres, se preguntaban cómo podían formar a las nuevas generaciones en los valores ciudadanos, para que nunca más las libertades fueran interrumpidas por un gobierno de facto.
Con este objetivo en alto, decidieron crear la Asociación Civil Conciencia Ciudadana. Pero a poco de andar y recorrer instituciones educativas, se dieron cuenta de que primero debían reforzar la educación más básica, para luego poder formar en valores a los futuros votantes y dirigentes.
Hoy, la Asociación Conciencia lleva adelante 44 programas en todos los niveles educativos, de los que participan más de 50 mil chicos y jóvenes por año en todo el país, y otorga, con el apoyo de otras ONGs, organismos públicos y empresas, más de 1.500 becas. "Las becas sirven para evitar la deserción escolar", dice Josefina Maxit, vice presidenta de la Asociación. "El 90% de quienes las reciben permanecen en la escuela, y también logramos mejorar el rendimiento y bajar la tasa de repitencia", apunta. En estos casos, no sólo se otorga una ayuda económica, sino que se nombra a un tutor que sigue de cerca el desempeño escolar de los chicos.
En las provincias del Noreste y Noroeste, la entidad lleva adelante un programa de prevención y erradicación del trabajo infantil. "Para esto organizamos talleres de verano con actividades recreativas destinadas a los hijos de los trabajadores golondrina, para que no tengan que ir a trabajar con sus padres", dice Maxit. "Este programa tuvo mucho éxito en las zonas de cosecha del tabaco, y las empresas del rubro nos han apoyado para implementarlo", asegura.
La entidad también lleva a cabo en escuelas de todo el país un programa que apunta a mejorar la convivencia escolar desde el nivel inicial hasta la escuela media.
Así mismo, existe un programa de formación en liderazgo que se implementa en los últimos años del secundario y entre estudiantes universitarios. Uno de sus pilares es la organización de modelos de discusión y debate que se asemejan a las conferencias de Naciones Unidas.
Este año se trabajó especialmente la discusión de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), planteados por la ONU para el próximo milenio, que abarcan desde la erradicación del hambre y la pobreza, el cuidado del ambiente, el respeto por la diversidad y los Derechos Humanos fundamentales. "Muchos de los líderes surgidos de estos encuentros son hoy voluntarios en la Asociación y varios de ellos ocupan cargos públicos en los niveles locales, provinciales y nacionales", destaca Maxit.
En general, los programas educativos, tanto escolares como extraescolares se diseñan para todo el país, pero en cada región adoptan características particulares. Por caso, hay un programa que capacita laboralmente a chicos de los últimos dos años de escuelas técnicas para ayudarlos a desarrollar habilidades blandas (negociación, comunicación, trabajo en equipo) y hacer prácticas en empresas. "En el Noroeste está apuntado a que los chicos se queden en su comunidad y no emigren, ya que es una problemática importante en esa región", comenta la coordinadora de Conciencia.
En cuanto a la financiación de estos programas, la Asociación recibe donaciones de varias empresas que financian y co-gestionan distintas iniciativas como parte de su estrategia de responsabilidad social. Asímismo, cuentan con el apoyo de los gobiernos locales en muchas zonas del país. "La idea es trabajar con los gobiernos locales, las empresas y la comunidad en la mejora de las políticas educativas. Por eso articulamos esfuerzos, no hacemos todo solos", aclara Maxit.
También se reciben donaciones individuales a través de la página web www.conciencia.org.ar. Y una vez al año se realiza una cena anual de recaudación, con la participación de funcionarios, empresarios y celebridades.

Identikit

- Nombre: Asociación Conciencia
- Fundación: 1983
- Misión: mejorar la educación y formar a los futuros ciudadanos en los valores democráticos.
- Actividades: becas educativas, programas de prevención del trabajo infantil, de convivencia y liderazgo.
- Alcance: presencia en la Ciudad de Buenos Aires y 23 provincias, 1.500 chicos becados, y 50 mil participantes por año en los programas y talleres.
- Contacto: www.conciencia.org.ar