Emprendedores

Vender colchones, reparar todo lo de Apple y hacer vinos de garage: los secretos de tres empresas que le ganaron a la crisis

La dinámica del mundo en el que vivimos ha hecho que necesariamente tengamos que aceptar el cambio como una constante. Innovar, apostar e invertir en nuevos rumbos muchas veces puede ser una opción para seguir en carrera. ¿Cómo lo hicieron?

El 2022 implicó el retorno a un contexto medianamente parecido al que se vivía antes de la pandemia y con ello, el surgimiento de nuevas reglas y la necesidad para muchas organizaciones de barajar y dar de nuevo.

Si bien la pandemia vino a acelerar muchas de las tendencias que ya se venían dando, no es la única variable que ha hecho que las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas, tengan que modificar muchos de sus procesos, ofrecer otros productos y servicios, e invertir en nuevas herramientas para seducir a los usuarios actuales.

Estas son las nuevas herramientas que tienen las pymes argentinas para conseguir financiamiento

Atender la demanda del consumidor

Calm es una empresa creada por dos ingenieros industriales con el objetivo de que comprar colchones en el país, deje de ser una experiencia engorrosa. "Somos la primera marca de colchones argentina que ofrece 30 días de prueba. Podés probar el colchón durmiendo, como corresponde, y si no te gusta, lo devolvés sin costo y esos colchones devueltos se donan a la organización Pequeños Pasos", cuenta Matías Burstein, CEO y Cofundador.

Esta empresa que nació en noviembre 2019 cuenta con 41 empleados y una facturación aproximada $ 1400 millones, viene transitando un proceso de reinvención que consiste en ampliar la oferta de productos que tenían hasta el momento. "Mediante una encuesta que realizamos durante el 2021, descubrimos que nuestra comunidad valoraría simplificar el proceso de compra de su colchón Calm y el armado de su habitación, con la posibilidad de comprar todo en un mismo lugar", cuenta el vocero.

Atenta a ello, decidieron lanzar productos que son complemento de los colchones: 3 tipos de almohadas, 2 modelos de sábanas, un edredón, una funda y un protector. Por otro lado, "creemos que el descanso del bebé de la familia y de su mascota es muy importante para el buen sueño de todos los integrantes de un hogar por lo que creamos una línea específica de colchones para bebés y otra para perros. Era otro de los pedidos que nos hacían y decidimos ponerlo en marcha".

GoFix es otra pyme que supo ver una necesidad en el usuario y adaptar su negocio en consecuencia. "La empresa empezó en 2014 siendo un Reseller Oficial de Apple (one click), pero se dieron cuenta de que la gente compraba productos, y no tenía dónde repararlos en un espacio de confianza. "Vimos la oportunidad de abrir servicios técnicos propios", cuenta Jerónimo Gallo, director de la empresa. Sumado a ello, en pandemia impulsaron la venta on line y crecieron en cantidad de locales.

Lo que hicieron fue crear clínicas de reparación con el nombre GO FIX y enviaban a los clientes a sus propias tiendas a reparar. "Sacamos nuevos productos, nuevos servicios y abrimos más de 30 locales en un año", dice el directivo. Hoy la marca tiene 57 empleados propios (más 190 en las franquicias), y factura $400 millones al año (y las franquicias otros $900 millones al año).

Para la empresa, esta reinvención significó nuevas formas de hacer negocio, crecimiento, aprendizaje y venta de volumen. "Crecimos mucho y nos costó poder equilibrar ese crecimiento, aprender a dominar la velocidad, pero pudimos hacerlo y hoy estamos preparados para pasar al siguiente nivel", dice su responsable.

Vender al mundo: cómo pueden las pymes empezar a cobrar en dólares

Libus es una empresa fundada en 2004 que logró convertirse en la compañía líder en Elementos de Protección Personal (EPP) para la cabeza en Latam - craneana, ocular, facial, para soldador, respiratoria y auditiva, con una cartera de más de 128 productos propios. Pero, con la irrupción de la pandemia, su equipo de producción decidió volcar todo su conocimiento y experiencia para crear la línea anti covid con un kit de calidad, seguro y a un precio accesible para toda la población con el objetivo de prevenir el contagio del virus. La línea de EPP anti-COVID incluye mascarillas descartables triple capa con 95% de filtrado antibacterial, diferentes modelos de protectores faciales y anteojos, además de una solución anti empaño de uso personal.

Paralelamente, se generó demanda orgánica de productos que ya tenían en cartera. "Entendimos que era una responsabilidad acercar otras soluciones de calidad al consumidor final", dice Juan Puricelli, Jefe de Desarrollo de Negocios. "En este sentido, notamos un incremento en lo que respecta a la cultura maker por lo que consideramos esencial recalcar la importancia de utilizar elementos de protección personal cuando se realizan, por ejemplo, tareas de oficio -carpintería, restauración, soldadura, entre muchas otras, para disminuir los efectos nocivos para la salud futura".

Para la empresa fue un desafío muy grande desarrollar el canal de ventas. Sin embargo, plantea el vocero, "nos mantuvimos siempre comprometidos con encontrar soluciones que nos permitan mejorar la calidad de vida y seguridad de la gente. Hoy contamos con un go to market para llegar a los puntos de venta minorista y una plataforma de ecommerce a través de la cual se pueden conseguir los productos".

Dar un giro para seguir en carrera

Aire Fresco Wines produce los llamados nuevos "Vinos de Garage" en un pequeño viñedo de Valle de Uco. Pero antes de ser eso fue una empresa de equipamiento de seguridad para bomberos que dependía de subsidios estatales y se fundió. Según cuenta Matías Barrios, su director, "nos vimos obligados al cambio de rubro porque decidimos no despedir a los empleados y elegimos el vino para reinventarnos".

"Ahora somos mucho más felices, aprendimos mucho de producción, comercialización de un nuevo producto como es el vino, conocimos gente maravillosa. La reinvención consistió en pasar empleados de nuestra vieja empresa a la nueva, desarrollar marca y salir a un mercado completamente nuevo", detalla. "Estamos experimentando un crecimiento comercial sostenido de entre un 20 y un 25% mensual. Tal vez no somos, todavía, expertos en vino, pero tenemos un expertise en comercialización, importación, exportación, logística, redes sociales, marketing, branding, que nos ayudó a que la empresa crezca rápido".

Stampato también volanteó para posicionarse en otro rubro. "Empezamos imprimiendo cuero para marcas de carteras y calzado. Con esas mismas máquinas nos dimos cuenta de que podíamos imprimir otras cosas y así nació nuestra línea de revestimientos para baños y cocinas en vidrio", cuenta su Director, Juan Grandi. "Tuvimos que conocer un nuevo canal, el de sanitarios, y que además recibiera nuestra novedad, ya que venden productos que son identificados por el consumidor. Comenzamos dando servicio y desarrollamos una línea de producto y un canal de ventas de cero".

Expandirse en contexto desfavorable

Verónica Celia es la fundadora de LK Buenos Aires, una empresa de zapatos que nació en pandemia. Si bien su propuesta es disruptiva - fabrica zapatos en talles no tradicionales (31 al 35 y 41 al 45)- no estuvo ajena a las vicisitudes del contexto, pero supo cómo reinventarse y logró cuadruplicar sus ventas y duplicar la cantidad de empleados en 20 meses.

Por un lado, "sumamos al equipo al reconocido diseñador Fabián Paz quien me ayudó tanto con el diseño como con la fabricación. Estimo que vamos a cuadruplicar las ventas, los nuevos modelos de los diseños son increíbles", cuenta.

Por otro, sigue, "lanzamos un original servicio: LK At Home. Lo que hacemos es enviar a la casa de la clienta un máximo de seis pares de zapatos con una alfombra que les permita probarse el modelo elegido con sus diferentes outfits. El pedido es armado por una asesora y la clienta puede probarse los zapatos en la comodidad de su casa y devolver los pares que no quiera. Los gastos corren por cuenta de la empresa que se encarga del envío y el retiro. Hoy no existe un servicio así en esta industria".

Estrategias para seguir creciendo

De cara al futuro, Calm planea el lanzamiento de otros productos "para el sueño" como bases de cama, mesas de luz, respaldos y hasta un sommier en caja, entre otros. "Desde que nació Calm, hemos facturado más de $1.400 millones y vendimos más de 28.500 colchones. Esto significó un aumento de colchones vendidos del 83%, entre 2020 y 2021. Por otro lado, pasamos de 3 integrantes en 2019 a un equipo de 41 personas en 2022", cuenta Burstein. "Queremos seguir posicionando cada vez la marca y llegar a crecer a tasas de al menos el 200%, completando la oferta de productos para el descanso que brindamos y mejorando aún más la experiencia de compra".

Por su parte, el vocero de Stampato plantea: "Buscamos la consolidación en el mercado local y tenemos el desafío de instalarnos como recurso. Queremos mejorar la línea, la comunicación y exportar sería hacia onde el negocio nos debería llevar". Mientras que Aire Fresco Wines está planificando su propia bodega, proceso que actualmente terceriza.

LK Buenos Aires hoy cuenta con un showroom en el barrio porteño de Belgrano, pero tiene planes de abrir otros puntos de ventas en el 2023. "Este año nos concentramos en profundizar y optimizar nuestros medios actuales de comercialización. Nuestra intención es poder volar más alto y llegar a otros países que tengan la misma dificultad que se tiene en Argentina", augura su fundadora.

Para GoFix el futuro se presenta alentador. "Estamos preparándonos para una primera ronda de inversión y aperturas en Latinoamérica. Los locales son franquicias con opción de autoempleo, lo que garantiza que los dueños están en nuestros locales y recuperan la inversión de manera rápida. Actualmente estamos en Argentina, Perú, Uruguay y próximamente Chile y Colombia. Para 2023 proyectamos 100 locales nuevos y superar los 2000 millones anuales de facturación", proyecta su Director.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios