Opinión

La estrategia de estas expertas para que las empresas chicas puedan sobrevivir

En el día de las pymes, dos especialistas de AmCham dan cuenta del camino para reinventarse y triunfar en el mundo post covid

Una de las tendencias más visibles y de mayor impacto que nos dejó la pandemia es la aceleración de la digitalización en las compañías de todos los tamaños. Esto incluye tanto la automatización e incorporación de tecnología, como la implementación de nuevas prácticas culturales.

Las pymes con distintos niveles de digitalización pasaron a hacer un uso cotidiano e intensivo de herramientas digitales: como las soluciones basadas en la nube, las videollamadas y la incorporación de canales de venta online, y aquellas que ya tenían cierta experiencia digital fueron las que más aprovecharon la aceleración. Un estudio elaborado por "Centre for Economic Performance" muestra que, dichas compañías, implementaron tecnología un 30% más en comparación con aquellas que estaban rezagadas. La confianza y la práctica fueron factores clave para facilitar la implementación de nuevas herramientas por parte de las pequeñas y medianas empresas más adelantadas en términos de digitalización.

La transformación también pasa por la cultura y las pymes se reorganizaron durante la pandemia para ser más ágiles y eficientes, lo que tiene efectos positivos en términos de innovación tanto del modelo de negocio como de los productos y servicios.

Las pymes disfrutaron de ciertas ventajas, en relación con las grandes compañías, a la hora de implementar la modalidad de trabajo remoto o híbrido, por ejemplo. Esto se debe a su estructura más chica y simple, así como a la mayor cercanía entre los líderes y sus equipos. Si estas prácticas se mantienen, podrían tener repercusiones positivas en términos de satisfacción y retención de talento

En efecto, según McKinsey, un 30% de los trabajadores consideraría dejar su trabajo si no tuviese la oportunidad de trabajar desde sus casas, aunque sea un solo día a la semana.

La gestión de los recursos humanos constituye un gran desafío para todas las empresas, independientemente de su tamaño. La escasez de perfiles con las habilidades demandadas por el mercado y los altos niveles de rotación son algunos de los factores que dan forma a un panorama complejo. Las pymes no escapan a este dilema y, más aún, suelen estar en desventaja en comparación con las grandes compañías cuando se trata de atraer talento calificado. En lugar de buscar talento externo, una solución más viable puede ser poner el foco en la capacitación y fidelización de los colaboradores que ya tienen. 

Si bien las pequeñas y medianas empresas suelen ser más reticentes a invertir en la formación de los recursos, los datos disponibles indican que los beneficios de esta práctica superan en aproximadamente un 70% a los costos.

Habiendo terminado la etapa más preocupante de la pandemia, es tiempo para que las pymes analicen y reconsideren las áreas donde la innovación puede impulsar con mayor fuerza su negocio, así como las inversiones necesarias para que esto ocurra. Expandir esta capacidad será crucial para tener éxito en el mundo post COVID. Para ello, dedicar tiempo y recursos a la colaboración con otras empresas, organizaciones y clientes puede ser una fuente de nuevas ideas y proyectos.

En relación a lo dicho anteriormente, un relevamiento entre ejecutivos de grandes compañías indica que el 75% prevé hacer nuevas inversiones en tecnología en los próximos cinco años. El interrogante que permanece abierto es si las pymes formarán parte de la ola, manteniendo e impulsando la incorporación de estas nuevas tecnologías. La respuesta a esta pregunta tendrá impactos profundos en su capacidad para triunfar y construir resiliencia para el futuro.

Desde AmCham Argentina, propiciamos e impulsamos el relacionamiento continuo entre todos los actores que conforman el ecosistema de innovación. 

Por eso mismo, desarrollamos el AmCham Business Transformation Forum, que tendrá lugar la mañana del 12 de julio, y que está diseñado como una instancia de encuentro e intercambio entre todas las partes.

Por María Laura Sluga, gerenta de Servicios al Socio y Ana Luz Fundaró, gerenta de la Delegación Córdoba de AmCham, la Cámara de Comercio de EE. UU. en Argentina.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios