Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Emprender con foco en la practicidad

La última edición de los Premios Inicia reconoció a jóvenes empresas, cuyos productos y servicios se caracterizan por presentar proyectos sencillos, pero útiles. Quiénes fueron los ganadores.

No siempre las ideas más ambiciosas son las que triunfan, y menos a la hora de hacer un emprendimiento que resulte viable. Sino que con que solucionen un problema, alcanza. Y esto parece haber regido para el jurado de los Premios Inicia, en el que la emprendedora que se llevó el primer premio y quienes recibieron menciones especiales presentaron proyectos sencillos, pero prácticos y resolutivos.
Servicio de alquiler de vasos de plásticos reutilizables, ideales para eventos, etiquetadoras autoadhesivas para envases y actividades que mejoran la calidad de vida del personal de cualquier compañía fueron los proyectos ganadores de la jornada. Aunque la tecnología también estuvo presente, de la mano una firma que se especializa en realidad virtual.
Lucrecia Grande Rocha fue la ganadora de la jornada, tras ser elegida Emprendedora del año, con OM-House. Se trata de un emprendimiento que ofrece, entre otras actividades, servicios de coaching nutricional, clases de yoga y masajes para empresas, para mejorar la calidad de vida del personal. Y su política es que no sólo diseñan un programa a medida, sino que, también, asesoran a las compañías en su ejecución, porque "cada empresa tiene su propia identidad y necesidades".
Así, logran reducir el estrés, el ausentismo y los gastos médicos. "Las empresas que implementan programas de bienestar y salud laboral logran retornos de inversión de hasta 300%", aseguran en su web.
Si bien Grande Rocha fue la ganadora de un viaje de negocios a Barcelona y un año de capacitación y asesoramiento en Inicia, entre otros reconocimientos, también hubo menciones. Entre ellas a Jorge Cángaro, de Cángaro Etiquetadoras, quien recibió la "mención a la pasión y constancia". Esta compañía se dedica al diseño y fabricación de equipos aplicadores de etiquetas autoadhesivas, y que cuenta con modelos que permiten etiquetar hasta 12.000 envases por hora.
La mención a la innovación y sustentabilidad quedó en manos de Oliver Habonneaud, fundador de Qero EcoVasos. Se trata de una compañía que se dedica al alquiler y venta de vasos plásticos reutilizables para eventos, salas y entidades. Su lema es: "el mejor residuo es el que no se genera". Entonces, para qué usar vasos descartables si existen los reutilizables.
El ingeniero Pablo Gargiulo es el director de Ingenia Eco, el proyecto que más votos obtuvo en las redes sociales, por lo que también recibió una distinción. Se trata de un emprendimiento que, entre otras cosas, se dedica a la fabricación de viviendas modulares y transportables, que pueden ser una respuesta habitacional para los asentamientos informales.
La tecnología tampoco fue dejada de lado en este certamen, que ya cuenta con diez años de historia, y la mención a la disrupción tecnológica fue para Juan Pasini, de Movr, un emprendimiento que se especializa en realidad virtual.
Con todo, quedó claro que este año primó el reconocimiento a emprendedores con foco en la practicidad.