Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tendencias en administración de impuestos empresarios

Quienes administran las obligaciones de grandes compañías del mundo se preocupan por:
- mayor agresividad y focalización global en las inspecciones con creciente empleo de información interna y externa proveniente de Internet; bases de datos aduaneras; de organismos de control de marcas y patentes; etc.
- mayor ritmo de cambios en la legislación, con nuevas normas “anti-abuso”.
- aparición de un “activismo fiscal” identificando a quienes se considera que no cumplen como debieran, y amplificado por los medios con cuestionamientos a compañías que, aún con balances que reflejan ganancias, no tributan impuesto a la renta
- ampliación de la red de acuerdos de intercambio de información entre países e inspecciones conjuntas.
- mayores exigencias en materia de divulgación y transparencia de información
Deben agregarse las consecuencias fiscales de la globalización con cambios sobre los modelos de negocios y expansión de mercados emergentes. Inquietan los controles de precios de transferencia y de estructuras “cross-border” y también el aumento en la imposición sobre industrias extractivas y la relación entre políticas tributaria y de medio ambiente.
Mayor trascendencia se observa en el accionar de organismos supra-nacionales, impulsando políticas de coordinación entre países en la lucha contra la elusión impositiva. También se destaca el esfuerzo en mejorar la relación entre contribuyentes y autoridades y evitar la doble imposición.
Estas tendencias convergen en un escenario de mayor conflictividad con riesgos económicos y de reputación.
La administración de los impuestos de una empresa multinacional pasó a ser esencial al momento de definir su estrategia global. El objetivo es prepararse para ser fiscalizadas y para entender las consecuencias de los cambios. Es necesario el monitoreo permanente sobre el foco de actuación de las autoridades de contralor y también que las novedades sean adecuadamente comunicadas y compartidas internamente para evitar: costos no presupuestados; penalidades; utilización de recursos humanos de mayor calidad en el manejo de controversias; afectación de la reputación ante consumidores y autoridades; fiscalizaciones frecuentes.
El panorama se replica con matices en el ámbito doméstico; incluso en cuanto al prestigio de empresas afectado por informaciones que, sin investigar causas, las estigmatizan por mostrar balances con resultados positivos sin ingreso de impuesto a las ganancias.
De allí que los directivos locales deban preguntarse:
-¿qué calidad tienen los procesos y controles vinculados con el cumplimiento de las obligaciones impositivas, previsionales, aduaneras y cambiarias?
-¿existe una adecuada comunicación a la Dirección de la empresa del manejo de los riesgos en materia tributaria?
-¿reciben los responsables del cumplimiento de las obligaciones información regular, clara, y completa de las principales operaciones y de los planes de negocios?
-¿hay lugar para simplificar la estructura jurídica del grupo de empresas?
-¿están preparados los responsables de las liquidaciones y presentaciones para responder a los requerimientos sobre las estrategias en el manejo del riesgo impositivo de parte de la compañía?
-¿se identifican aspectos que podrían generar conflictos con las autoridades? ¿Se manejan adecuadamente?
-¿existe un cabal entendimiento de los diferentes mecanismos de intercambio de información acordados por Argentina que puedan afectar a la empresa?
Pero en el horizonte local no aparecen las positivas señales identificadas en otras latitudes: un mayor esfuerzo de las autoridades para mejorar su relación con los contribuyentes escuchando planteos e incorporando mecanismos como los acuerdos en materia de precios de transferencia que den certidumbre y eviten la doble imposición. Ser parte de un opaco proceso de autorizaciones cambiarias no aparece en la agenda de recaudadores de otros países aunque ocupe buena parte del tiempo de los locales.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar