Pinedo: Lo que está en juego el Siete D

Un político importante me decía el otro día: lo peor de la pelea del gobierno con Clarín es que nos obliga a defender a Clarín. Es que la verdad pura y dura es que: a) lo que está en juego en la pelea del gobierno con Clarín, es la misma libertad de prensa y de expresión, que son la base de la democracia; b) que el gobierno no busca terminar con un monopolio de prensa, sino crear un monopolio propio, y que, además, mienta como el Indec.


Mucho se ha discutido del poder de los medios en democracia y muchos políticos se enojan cuando no les gusta leer en papel impreso o ver por tele una información que consideran falsa o una opinión que no los beneficia. Comprendo que hay periodistas que no dicen toda la verdad y muchos otros que piensan distinto que yo, pero, muchachos, ¡por eso vivimos en democracia y no en dictadura!


Pero, independientemente de ello, ¿alguien puede con un mínimo de seriedad sostener que es un progreso o que es democrático tener un monopolio de la mentira y que sea gubernamental? La verdad es que al discurso oficialista de la democratización de la palabra se le cayó la careta el 13S, ese 13 de septiembre en el que manifestaron varias centenas de miles de personas y sólo los dos medios de Clarín lo mostraron.
Eso probó muchas cosas: 1) que dos medios en mil, no son un monopolio; y 2) que lo que buscan los democratizadores no es evitar que Clarín mienta -como dice en su slogan-, sino mentir ellos mismos y con exclusividad.


Por eso la manifestación del 8N (por el próximo 8 de noviembre en el Obelisco) será atronadora y por eso el 7D (por el 7 de diciembre, fecha de vencimiento de una medida protectoria dictada por la Justicia en favor de Clarín), lo que está en juego es la existencia de pluralismo informativo.


Desde las usinas oficialistas se critica duramente al Grupo Clarín y al diario La Nación, que no suelen aplaudir las decisiones del gobierno. Les hago dos preguntas. ¿Qué medio no oficialista les parece bien que exista a los K? ¿No es un poco antidemocrático contestar ninguno? Yo no conozco ninguno que les parezca bien.


Además, siendo verdad que esos medios no aplauden al gobierno, ¿no pasa lo mismo con casi todos los medios importantes de todas las democracias serias del planeta? ¿Acaso por eso Hollande buscará cerrar Le Figaro, Romney el Washington Post o Rajoy El País?


La democracia es un sistema en el que a todas las personas se les reconocen dos cosas: la igualdad esencial y la dignidad. No hay democracia si el sistema permite que a uno solo se le prive de su derecho constitucional, de sus derechos humanos. La democracia es el gobierno del pueblo, de todo el pueblo, mayorías y minorías, todos juntos. Por eso las mayorías no pueden privar de sus derechos a las minorías o de sus derechos humanos a una sola persona. Un derecho humano es el de expresar libremente las ideas por la prensa sin censura previa. Punto.


Pero además, la prensa es la base de la democracia, porque los gobernantes sólo son representantes del pueblo y el primer derecho del pueblo -de cada miembro del pueblo-, en consecuencia, es criticar a sus representantes. Y eso se hace a través de la prensa. Por eso atacar la libertad de prensa, es atacar la democracia.


El gobierno está intentando manipular la Justicia de un modo obsceno y autoritario. Quieren echar a todos los jueces que podrían no darles la razón y poner a dedo un juez adicto. Hemos hecho una denuncia penal por eso.


Si la Justicia argentina no define este pleito antes del 7D, habrá permitido, probablemente, que no haya libertad de prensa ni derechos adquiridos en la democracia argentina. De eso no se olvidarían los argentinos de ninguna generación.