Palabra de CEOExclusivo Members

"Quiero invertir en Argentina pero no me dejan", el periplo de un empresario pyme con plan de expansión

Patricio Volpe se dedica a la logística con sus compañías Voxen y Orvol. Tienen importantes planes de inversión y expansión en la Argentina pero por diferentes trabas que se le fueron presentando en los últimos años, no consigue arrancar con sus actividades.

Patricio Volpe lidera un grupo de empresas dedicadas al almacenaje de líquidos a granel para terceros, Voxen y Orvol. Las compañías, con más de 55 años de historia y con la tercera generación familiar en el rubro de la logística, tienen importantes planes de inversión y expansión en la Argentina pero por diferentes trabas que se le fueron presentando a este empresario pyme en los últimos años, no consigue arrancar con sus actividades que, asegura, redundarían en crecimiento para toda la cadena productiva, para la provincia de Buenos Aires y para el país.

- ¿Cuál es la principal actividad de sus empresas?

-Desde 1968, nos dedicamos a los servicios de almacenaje de líquidos a granel, tanto para la importación como para la exportación de aceites vegetales, sus derivados y también combustibles. Alquilamos tanques de almacenaje que a través de cañerías descargamos o cargamos en barcos. En este momento contamos con tres terminales. Construimos una sobre el río Paraná Guazú, allí hay mucho trabajo con aceites y en su momento hubo con productos químicos-. Luego adquirimos una terminal que se encontraba en estado de abandono en el puerto de Buenos Aires, se estaba desmantelando y la pusimos en operación en 2015. Allí está el principal punto de exportación de sebo de la Argentina. De hecho, históricamente hemos sido los principales exportadores de sebo del país. Finalmente asumimos el manejo de otra terminal, también en estado de práctico abandono, en el puerto de Dock Sud, que pusimos en marcha en 2020, en plena pandemia y está destinada principalmente a hidrocarburos. Además, contamos con un predio en el puerto de Ibicuy donde planeamos construir una cuarta terminal destinada al almacenaje de productos en tránsito hacia Paraguay. Allí pensamos invertir u$s 25 millones.

- ¿Proyecta hacer esas u otras inversiones este año?

- Nuestra última inversión fue para poner en condiciones la terminal ubicada en el puerto de Dock Sud, que estaba sin operaciones hacia tres años. La empresa tenía deudas, un solo empleado, y por lo menos 10 certificados que indicaban que el permiso de uso estaba en trámite. Nos hicimos cargo de la sociedad, pagamos todas las deudas, dejamos la terminal en perfectas condiciones técnicas, contratamos 20 empleados, pusimos todos los papeles en orden y le dijimos al Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud que con todo listo queríamos el permiso para operar. Nos dieron algunas indicaciones más, que cumplimos y trajimos un barco en una transacción que fue exitosa y todo iba perfecto. Pero el organismo empezó a presentar trabas que a pesar de que fuimos demostrando que teníamos todo resuelto, no pudimos superar. Nos dijeron: los voy a desalojar, nos vamos a quedar con sus tanques y lo voy a llevar todo a licitación. En este momento estamos litigando con el Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud porque, no entendemos por qué motivo ya, no nos otorgan permiso de uso. Hay funcionarios especializados en poner palos en la rueda. Cumplí todas mis obligaciones y no me dejan abrir el portón. En estos años, el Consorcio gastó más plata en impedir que yo trabaje que en la solución para que podamos trabajar.

- ¿Y en el Puerto de Buenos Aires?

- Ahí presentamos proyectos para duplicar la capacidad actual. Para eso, solicitamos un espacio adicional. En el puerto sobra espacio, sin embargo hace cuatro años que este pedido está trabado. De todas formas, en ese puerto actualmente operamos a plena capacidad sin inconvenientes y con toda la colaboración de las autoridades. Desde ahí prestamos servicio a los exportadores de sebo con destino a biocombustibles, y esperamos que con esta nueva administración podamos avanzar con nuestro proyecto este año.

- ¿En las otras terminales tienen dificultades?

- No. En la terminal de Villa Parancito estamos analizando contratos para construir unos 10.000 m3 también para productos de exportación. Y en el predio de Ibicuy esperamos cerrar acuerdos este año para construir una terminal de 40.000 m3 destinada a almacenaje de combustibles.

-¿Qué demora las inversiones en Dock Sud?

- La burocracia, la política, no lo sé. Ya hace varios años estamos presentando proyectos de inversión, pero lo cierto es que en los últimos cuatro años, ya sea por burocracia o desidia, nos fue totalmente imposible avanzar con las aprobaciones. Es irónico que tantos funcionarios hablen de la necesidad de que los privados inviertan y generen puestos de trabajo, pero cuando se les presentan estos proyectos algunos simplemente los cajonean. El caso de la terminal de Dock Sud, administrado por el Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud, es insólito y más grave. Nos hicimos cargo de una terminal que estaba sin operaciones, con un solo empleado y con deudas. Cancelamos todas las deudas, tomamos 20 empleados, pusimos las instalaciones en condiciones, a hoy pagamos puntualmente todas las obligaciones que nos corresponden, y sin embargo no nos dejan trabajar. No pedimos créditos, ni subsidio, ni favores. Solo que nos dejen trabajar y volver a poner esta terminal en operación, pero los funcionarios a cargo de eso no hacen más que poner trabas. Es de locos.

La terminal de Patricio Volpe en Dock Sud está lista para operar pero aun no le otorgan el permiso de uso

- ¿Qué es exactamente lo que necesitan para operar?

- No se entiende. Lo que sucede en realidad es que no hay voluntad del Consorcio Puerto Dock Sud en sentarse a resolver cualquier problema que consideren que haya que resolver. Por el contrario, pareciera haber un interés de algunos pícaros, porque hay un ensañamiento en desalojarnos y quedarse con nuestros tanques de almacenaje, cañerías y demás bienes que hemos puestos en condiciones operativas. Durante los últimos tres años, el Consorcio Puerto Dock Sud en lugar de resolver problemas y generar actividad, nos impide trabajar. Y no es la única empresa en el puerto que no ha podido trabajar en estos años a causa de ataques del Consorcio.

-¿Cómo se sostiene la empresa si no tiene actividades?

- La situación afecta a la empresa en forma grave. Venimos pagando todas las obligaciones durante tres años sin generar un solo centavo. La situación afecta a la empresa pero también a los empleados porque no tuvimos más remedio que despedir gente.

- ¿Qué otro impacto tiene?

- Implica pérdidas para el propio puerto y para la provincia porque si la empresa no opera, no ingresan barcos, no se pagan impuestos, no se paga tasa a las cargas, y no se presta servicios a exportadores de la zona, que se ven obligados a ir a puertos más lejanos, con un encarecimiento para ellos muy importante. Este caso es una clara mala gestión del consorcio porque ellos tienen el deber de procurar el desarrollo portuario y no lo hacen. Cuando esta terminal operaba, con otras dos empresas más, lo hacía por medio de un muelle que hace una década recibía unos 100 barcos por año. Hoy opera menos de cinco barcos por año. Es decir, se mantiene una estructura carísima para prácticamente no recibir cargas y durante estos tres años que la empresa podría haber generado ingresos al puerto y a la provincia, esta gestión lo evitó. Es un muy mal uso de la infraestructura que el Estados tiene que administrar.

-¿Cómo espera que se solucione el problema?

- En mi opinión, hay un mal desempeño de funciones de parte del Consorcio, una irresponsabilidad en la administración de los bienes del Estado, y hasta quizás un abuso en el ejercicio de los poderes que le confirieron para administrar ese puerto. Si alguien se poner a investigar a esta gestión del Consorcio del Puerto Dock Sud podría encontrar irregularidades graves.

-¿Espera obtener las aprobaciones para operar este año?

- Creemos que con esta nueva administración a nivel nacional, y con el sentido común de funcionarios responsables de la Provincia de Buenos Aires se podrán resolver estos temas, y que finalmente podremos anunciar la puesta en marcha de nuestra terminal Dock Sud, y las inversiones en las demás terminales. Nosotros solo pedimos trabajar, nada más. Me rehúso a pensar que no hay algún funcionario responsable que se anime a tomar cartas en el asunto cuando una PyME pide a gritos que lo dejen invertir y generar puestos de trabajo. Alguien tiene que poner sentido común a esto.

Temas relacionados
Más noticias de logística
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • HV

    Hector Volpe

    15/04/24

    No tenga ninguna duda, más de una mano negra que tiene interés en su negocio. Recurra al Ministerio de Economía o en todo caso al mismísimo presidente.

    0
    0
    Responder