Palabra de CEO

Alerta Costa Salguero: la subsidiaria de un gigante alemán quiere 'rescatar' el predio porteño

El número uno de Messe Frankfurt Argentina explicó que hay un déficit de predios para realizar ferias y exposiciones en la Ciudad de Buenos Aires. Están interesados en Costa Salguero y hay otros centros, como Tecnópolis, que también están en el radar.

Messe Frankfurt Argentina cierra un año de récords y con una recuperación total del golpe que la pandemia generó en sector al que se dedica, el de las ferias y exposiciones. 

Comandada por Fernando Gorbarán, la subsidiaria local del gigante alemán desde hace 20 años tiene además planes de expansión para 2024, un año en el que prevén que los sectores productivos con los que trabaja en sus mega eventos también despeguen.

Entrevista exclusiva a Fernando Gorbarán, CEO de Messe Frankfurt Argentina

¿Cómo termina el año la compañía?

Muy bien. Cumplimos 20 años de la creación de la subsidiaria de Messe Frankfurt. Festejamos que en este tiempo tuvimos 4 millones de visitantes a nuestras ferias en el país. Vinieron los jefes globales y colegas de todo el mundo que siguen apostando a traer compradores al país del exterior y atraen a los del interior. Nuestra empresa genera un gran impacto para el país y para la Ciudad de Buenos Aires como motor de negocios. En general, el sector de ferias tuvo un muy buen año. La pandemia nos había destrozado, 2022 fue de transición y este año se aceleró un proceso mucho más rápido del que imaginábamos. Creíamos que la recuperación llegaría recién en 2024 o 2025, pero en 2023 recuperamos las cifras de 2019 (prepandemia) y las superamos incluso. Tenemos cifras récord de visitantes en todas las exposiciones.

¿El crecimiento se dio incluso con el contexto económico adverso?

Siempre seguimos apostando como compañía, conociendo la coyuntura pero también con una mirada de más largo plazo. Con las restricciones del mercado que tenemos como el no giro de dividendos y cuestiones de la macro, que esperamos que se solucionen porque nos permitirían hacer más cosas, igual la compañía tomó la decisión de reinvertir la utilidad que generamos. Por eso somos la única empresa internacional que está operando en la Argentina en este negocio, porque la apuesta que hicimos nos generó una posición de liderazgo absoluto y consolidado.

¿Las perspectivas también son tan positivas para 2024?

Este año fue mucho más positivo de lo que habíamos planificado y 2024, si bien es más conservador, también es positivo. Más allá del resultado de las elecciones y el contexto económico, todos preveíamos una tendencia a que se estabilice la macroeconomía, que influye en todos los sectores productivos en los que estamos. Este año tuvimos problemas por empresas que no tenían acceso a insumos y no podían participar de ferias porque no podían importar para producir o no tenían qué mostrar. Sabemos que va a haber un ajuste macro que a algún sector lo complicará más que a otro, pero en general las empresas están con intención de seguir y necesitan abrir nuevos mercados. Entonces se empieza a visualizar la posibilidad de entrar en una macro menos intervenida y limitada. Después se verán los detalles, si hay régimen automotor por ejemplo, o si el Gobierno decide tomar otro camino. Pero eso es otro capítulo. Al menos, la perspectiva de hoy es producir con la capacidad instalada que hay y eso da para crecer un montón. Tenemos la ventaja de que en los sectores productivos en los que estamos hay cultura exportadora. En energía, autos y minería, los productores locales están acostumbrados a exportar y son competitivos. Después hay muchas empresas internacionales que están surfiando la ola y con una macro más ordenada ven posibilidades de crecer.

¿Qué tendría que tener en cuenta el nuevo gobierno para que esa previsión se haga real?

Una expectativa que tengo es que las nuevas autoridades entiendan el entramado productivo de Argentina, que es un país con un arraigo industrial muy fuerte y con industrias que son muy competitivas desde hace décadas. Con condiciones más favorables, van a poder resistir a algún golpe pero hay que tenerlas en el centro de las decisiones. En otros países donde están instaladas las fábricas, como México o Brasil, incluso Estados Unidos y Europa, hay regímenes especiales para industrias. Coincido con generar condiciones de mercado pero también que haya espacio para la reconversión. En la Argentina, y entre nuestros clientes, hay muchas pymes que no son precarias sino super sofisticadas y tecnificadas, que conviven con multinacionales, incluso muchas multis se fueron y nuestras pymes siguen acá. Quizás también sea una oportunidad para que vuelvan más empresas internacionales también.

¿No poder girar utilidades los afectó en sus planes de crecimiento?

No es tanto la utilidad sino la posibilidad de pagar bienes y servicios. Nosotros hoy no estamos pudiendo pagar desde el mantenimiento de los servidores hasta agentes comerciales que tenemos en el exterior que nos pueden traer empresas a exponer en la Argentina. Tenemos que hacer una compleja ingeniería para poder cumplir esos compromisos. Lo mismo le pasa a las industrias con las que trabajamos. Si pueden recomponer sus cadenas de pagos van a estar más proclives a participar en eventos de negocios.

¿Proyectan alguna inversión que les permita expandirse?

Vamos a consolidar nuestro portfolio mirando oportunidades en el mercado. Nos preocupa la situación que se generó con el marco jurídico de Costa Salguero, donde todavía no está decidido por la Ciudad si se termina de cerrar o puede continuar en actividad. Estamos mirando con atención esa situación. Entendemos que hay espacio para que haya otro predio ferial en la Ciudad de Buenos Aires si Costa Salguero no sigue.

¿Podrían comprarlo?

Comprar no, porque Messe no invierte en real estate, solamente en Alemania tiene su predio propio. Pero tomar el control bajo algún modelo sí, rescatarlo. Dada la posición de liderazgo que tenemos en la Argentina y dada la necesidad de asegurarnos un insumo básico para nuestro negocio como un predio importante estamos abiertos a evaluar potenciales oportunidades.

¿Qué posibilidades ve?

La Ciudad entiende que si sale de funcionamiento Costa Salguero el mercado necesita otro espacio. La Rural nunca resolvió 'el pozo', lleva muchos años y sigue siendo un agujero de 10.000 metros cuadrados en el medio de la ciudad. Somos el mejor cliente de ese predio, nos encantaría que eso se solucione pero tenemos que defender nuestro negocio y entender cómo se va a poder desarrollar en el futuro.

¿Y el resto de los predios, como el Centro de Exposiciones?

Para las exposiciones usamos Costa Salguero y La Rural, por sus características y tamaño. En el CEC hacemos congresos y convenciones, tiene ese uso específico. Las grandes ferias de negocios necesitan muchos metros cuadrados. El CEC tiene 5000 metros cuadrados en total, Costa Salguero tiene 22.000 y la Rural casi 40.000.

¿Se podrá resolver la situación de Costa Salguero en el corto plazo?

La Ciudad ha tenido buena voluntad pero cuando se pretendió vender esas tierras perdieron la discusión con la comunidad. La sociedad se puso en contra y pidió un espacio verde. Eso no es contradictorio. Si no se hubiera seguido con la venta de las tierras, se podía dejar el predio ferial y el estacionamiento y todo el resto hacerlo verde, pagado además por un privado porque allí se están haciendo como 80 exposiciones por año y el impacto económico que genera es tremendo, mucha mano de obra. Ahora hay un nuevo gobierno en la Ciudad pero tiene la presión de los vecinos que piden un espacio verde. No perdemos la esperanza pero hoy no está abierta la posibilidad de presentar un proyecto para reconvertir el lugar y cumplir con todas las expectativas, un proyecto que podríamos tener.

¿Cómo los afecta?

El máximo problema es que sin ese lugar en funcionamiento, cuando la economía esté muy bien en dos o tres años, va a haber un colapso porque el espacio está muy limitado. Costa Salguero fue una iniciativa de un privado, que rellenó el rio para construir ese lugar, lo hizo y lo gestionó 30 años. No entiendo como una Ciudad, que recibe algo gratis, que construirlo hoy no cuesta menos de 40 o 50 millones de dólares, lo quiere destruir. Se puede licitar, vender, gestionar, cambiar el modelo, triplicar el canon, lo que sea. Incluso la Ciudad podría tener otro tipo de participación en el negocio. Pero hoy no está planteado ningún escenario. En ese sentido nosotros estamos preocupados porque está por un lado un tanque como Messe, que invierte en el país y avanza, y empiezan a verse cuestiones de infraestructura que son preocupantes para el mediano plazo. Quedaría solo la Rural y podría haber un tema de monopolio y mucha gente no tendría lugar para hacer las ferias. Sobre todo, las que son de pequeños sectores productivos.

¿Tecnópolis es una opción?

Es otro de los buenos lugares que existen, que tiene una linda infraestructura pero también hay que tomar una gran definición de qué va a ser Tecnópolis con el nuevo gobierno. Ya tiene una parte de predio ferial pero igual demandaría una inversión muy importante.

En sus planes de crecimiento y con estas limitaciones, ¿piensa en otro país de la región para expandirse?

Si. Nosotros tenemos responsabilidad sudamericana y estamos viendo el mercado. Tenemos alguna actividad en Colombia, Brasil por supuesto es el gran mercado de la región donde Messe estuvo hace algunos años y salió. Ahora estamos mirando atentos. También estamos viendo la posibilidad de alianzas cooperativas. Un poco lo que hicimos con Invecq, que tenían un gran evento como la EFI (convención de Economía y Finanzas), y nos permitió entrar en un segmento en el que no estábamos y en un formato distinto al de las ferias tradicionales porque es más un congreso. De hecho, cambió un poco el modelo, ya no es tanto 'te compro' una compañía sino se trata de armar un modelo que agrega valor pero más colaborativo. Igualmente, nuestra mirada está focalizada en el crecimiento orgánico. Siempre tratamos de estar en los principales sectores y nos faltaba uno que era el turismo y ya estamos allí, lo que nos pone muy contentos porque es un sector que tiene mucho para crecer. Es el principal empleador en los últimos 20 meses y con estas volatilidades va a ser un gran atractivo para inversores.

¿A qué sector les ves más perspectiva?

Algunos ya explotaron como petróleo y gas. Otros como minería, que también explotó este año sobre todo, pero hay 27 proyectos de exploración en litio y solo 3 en producción, lo que indica que tiene para crecer un montón. Y otra cosa que empezamos a ver es la sinergia entre sectores, por ejemplo tenemos una feria de seguridad. Le venden al sector de la minería y también a petróleo y gas. Se dio una buena sinergia entre los sectores que manejamos y se potencian.

Temas relacionados
Más noticias de Costa Salguero

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.