Suscripción al Newsletter
Ingreso mal su mail!
Recibí las noticias más relevantes del día en tu correo electrónico.
  • Regístrate
  • Ingresá
  • Suscribite
  • Newsletter
Viernes 22.08.2014 | 08:47
edición impresa

Negocios
Imprimir Enviar Votar
0
Desde hace ya dos meses, los extranjeros que residen en la Argentina pero que no cuentan con la documentación adecuada o que se encuentran en el país en carácter de turistas, deben recurrir a la Afip para poder enviar o recibir dinero del exterior a través de Western Union.
Se trata de una nueva norma impuesta por la compañía norteamericana de manera consecuente con el cepo cambiario. Ahora, los extranjeros sin documentación emitida en Argentina deben tramitar la denominada Clave de Identificación (CDI), ante el organismo que dirige Ricardo Echegaray.
Se trata de un instrumento que se le otorga a los usuarios del sistema financiero sin CUIT o CUIL, y que fue creado por la Resolución General N´ 3.995 de noviembre de 2001.
Se debe presentar tanto para la apertura de una cuenta bancaria como para la adquisición de bienes registrables. En este caso, dinero en efectivo.
Como se trata de un trámite burocrático y que lleva su tiempo, es de esperar que los envíos de remesas al exterior se reduzcan aún más con esta nueva medida que complementa el resto de las restricciones que ha venido implementando Western Union desde el nacimiento del cepo cambiario, en octubre de 2011.
En su página web, la Afip explica que el CDI se debe solicitar en la dependencia del organismo a cuya jurisdicción corresponda el domicilio de quien lo reclama. Hay que presentar el formulario de declaración jurada Nº 663 ‘Nuevo Modelo” junto con la cédula de identidad de sus países de origen o el pasaporte, en el caso de turistas provenientes de naciones que no limiten con la Argentina. El CDI es requerido también a extranjeros que residan en el país y no posean ni CUIL ni CUIT.
En la empresa explicaron a El Cronista que la decisión se toma para evitar que una persona envíe más dinero que el declarado en sus ingresos mensuales, y “a los efectos de las leyes anti lavado”. Pero, ante la consulta sobre las razones por las cuales hasta hace dos meses no se solicitaba este requisito, la respuesta fue que “la empresa puede modificar las normas cada vez que le parezca necesario”.
Por este motivo, Western Union también reclama a los ciudadanos argentinos y a los extranjeros con residencia definitiva y con documentación en regla, fotocopia del CUIT o CUIL, además de una copia de su DNI. Anteriormente sólo era necesario presentarse con el Pasaporte o DNI para enviar o recibir dinero.
Ahora, cada vez son más los requisitos establecidos por Western Union para el envío de remesas al exterior, los que han venido siendo consecuentes con el cerrojo cambiario aplicado por la Afip y el Banco Central. En una primera etapa redujo los montos permitidos para enviar y también la lista de países adonde hacerlo. Hoy, el límite es de $ 2.275 cada 30 días por persona, suma solamente permitida girar a países de Sudamérica, México y Panamá.
Si bien antes no se podían girar dólares, ahora es posible llevar billetes norteamericanos para
hacer efectiva la transferencia y que esos mismos dólares sean recibidos en el extranjero.
En una segunda etapa, Western Union incrementó fuertemente las comisiones que cobra por cada operación, al punto que la Argentina se convirtió en el país más caro del mundo para enviar dinero al exterior. Sin embargo, en julio las redujo sensiblemente.
Por ejemplo, para quienes envían dinero a un país limítrofe como Uruguay, el costo de comisión es de 37% en el caso de tratarse de una remesa de u$s 500. Es decir, por esta suma se deben abonar u$s 185 en concepto de comisión. El mismo porcentaje aplica casi al resto de los países adonde está permitido enviar dinero. Antes, por igual monto, la comisión trepaba casi al 50%.
Pero a pesar de este recorte, el país sigue liderando el ranking de los más onerosos del mundo dentro del tarifario de Western Union, incluyendo Estados Unidos o algún país de la zona euro como España o Alemania donde las comisiones no superan el 5%. En tanto, en Latinoamérica, dependiendo del país, las tarifas oscilan entre el 8% y el 14%.
comentarios
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Para comentar debe estar logueado. Ingrese a través de: O puedes ingresar con tu usuario del cronista.com

¿Olvidó su contraseña? Recordarme en este equipo

No hay comentarios registrados para esta noticia

No hay comentarios destacados para esta noticia

Zoom EditorialZOOM EDITORIAL
opinionENCUESTA
Pregunta
¿Cómo evalúa el proyecto de Cristina para cambiar la jurisdicción de pago de la deuda?
Es una jugada maestra que le va a devolver la iniciativa política
Es una jugada arriesgada que va a provocar un gran debate en el Congreso.
Es un error estratégico que el Congreso va a terminar rechazando.
Es un salto al vacío que va a aislar a la Argentina y profundizar la recesión.