Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La demanda local de obras de arte podría duplicarse

En el país, se venden 22.000 obras al año y los compradores no superan a los 10.000. El mercado local del arte sólo aporta el 0,1% del comercio mundial, con precios accesibles

El mercado de arte argentino tiene un volumen aproximado de u$s 100 millones, una oferta escasa y una demanda muy chica, pero creemos que crecerá de manera notable en este y los próximos años.
Según los informes sobre la población de mayor poder adquisitivo, la categoría ABC1 incluye a aquellos que tiene ingresos mensuales promedio de $ 34.500 (u$s 7.340); algunos sostienen que es el 7% de la población (2,8 millones) y los más conservadores sostienen que en la Argentina son el 1,3% de la misma, es decir, 520.000 personas.
Actualmente, en nuestro país, estimamos que se venden 22.000 obras de arte en el año y los compradores no superan a los 10.000. Ante estas cifras, pensamos que la demanda puede duplicarse en cualquier momento como mínimo, ya que el arte no sólo da satisfacciones y prestigio, sino que es un buen activo para invertir, aunque la mayoría de la gente compra pensando en disfrutar de la obra y tenerla en su casa u oficina y no lo ve como un bien para especular, como ocurre con otras inversiones tradicionales.
Si el medio millón de personas que tienen ingresos anuales de u$s 88.000 en nuestro país destinara el 5% de sus ingresos (u$s 4.400) a la compra de arte, nos encontraríamos que la oferta jamás podría responder a dicha demanda.
El año pasado, en subastas de arte argentino en Buenos Aires y Nueva York se vendieron 5.100 obras en u$s 24 millones, lo que da un precio promedio de u$s 4.570. El 80% de ellas se vendieron en menos del promedio, lo cual muestra la baja cotización del arte de los argentinos a la fecha, aunque los precios están creciendo un 12% en dólares y la divisa americana solo aumento un 6,6% en relación a su valor frente al peso, incluso menos que los números mágicos de inflación anual que comunica el Indec (9,6%).
La oferta es casi rígida, ya que sólo aumentó un 4%, y la demanda fue mayor, pero en números poco significativos. El mercado debe contar con una importante y variada oferta, algo que no ocurre en nuestro país desde hace ya 90 años, cuando éramos la sexta economía del mundo; solamente en la década del 20, hubo una gran oferta de obras de arte, sobre todo extranjera: obras de españoles, italianos y franceses, que tenían a Buenos Aires como uno de los tres mercados importantes del mundo, Pero hoy ya no ocurre esto; en Asia se concentra el 40% del mercado y en Nueva York y Londres otro tanto, y la importancia de Buenos Aires como mercado tiene tan sólo una incidencia del 0,1% del volumen del mercado mundial.
El arte y su actividad comercial tienen una gran difusión hoy en el mundo, por todo el prestigio que lleva consigo el arte y su gran transparencia. Los precios del arte argentino son aún muy accesibles; desde u$s 300 en adelante se pueden comprar óleos, dibujos, grabados y esculturas; hay una amplia financiación sin interés y se pueden adquirir obras en cuotas que son menores a una salida al cine y una comida para dos.
Los precios aumentarán y la demanda superará a la oferta en el corto plazo; de los artistas fallecidos la oferta ya es rígida y la de los contemporáneos puede llegar con mucha suerte a las 20.000 obras. El 2,5% de los ciudadanos americanos compra arte, al menos una vez al año (7,5 millones de personas) y por eso el grabado, los glices (reproducciones en tela) y múltiples de obra son necesarios para abastecer a esa demanda. Esto ocurrirá en nuestro país y los valores de las obras únicas se incrementarán fuertemente.
¿Qué se debe comprar? Aquello que a usted le guste, ya que el que vivirá con la obra será usted. Si además quiere tener una valorización importante, pregunte al marchand de qué autores tiene muchas obras, ya que él deberá trabajar todos los días para valorizar su stock y usted recibirá la plusvalía por la mera circunstancia de tener una obra de dicho autor.