El Mundial salvó a los televisores de la crisis de consumo

En el primer semestre, se vendió un 24% más de equipos que en 2013, pero se estima que el año cerrará con un alza de 5% o 10%. Se trata de una de las pocas categorías de productos de electrónica y artículos para el hogar que crece, en un contexto de retracción del consumo de este mercado, que cerrará el año con una caída del 25%. Se vendieron muchos equipos de LED grandes, sobre todo de 39 a 42 pulgadas, lo que impulsó una fuerte suba en facturación

Cada cuatro años, cuando se juega el Mundial de fútbol, la demanda de televisores aumenta significativamente, impulsando un importante recambio tecnológico. En general, los argentinos aprovechan la ansiada cita del fútbol para cambiar sus equipos y ver con mayor resolución o en mayor tamaño los partidos de la Selección.


Pero este año, en un contexto de retracción del consumo, el Mundial no hizo estallar las ventas, como en 2006 o 2010. Sólo ayudó a que la categoría "televisores" no cierre el año en baja, como la mayoría de los demás productos electrónicos.


Según datos del sector, pese a los buenos resultados en ventas hasta julio, se espera que 2014 cierre igual que el año pasado o a lo sumo hasta con un 5% o 10% de aumento en las ventas, en un mercado estimado en 2,2 millones de unidades, sobre todo de pantallas de LED (diodos emisores de luz) pero también algunas de LCD (cristal líquido).


Hasta fines de julio, mes en que la Argentina jugó la final con Alemania, las ventas aumentaron 23,9% en unidades, a 1,71 millones, según datos de la consultora GfK Retail & Technology Argentina. En general, en los años mundialistas las ventas no sólo crecen, impulsando el recambio de aparatos. También se adelantan al primer semestre, de modo que cerca del 65% de la venta anual se concreta hasta junio.


Si bien el aumento no parece menor hasta julio, cuando terminó la Copa en Brasil, en el sector coinciden en señalar que en 2013 las expectativas eran mucho más optimistas. Pero la devaluación de enero comenzó a enfriar el consumo, ante la incertidumbre generada. "En general quedó stock en el mercado, porque el primer trimestre del año fue peor a lo esperado, mientras que de abril a junio fue más o menos lo que se preveía. Y gracias a que la Argentina llegó a la final, la demanda se extendió durante más tiempo, hasta el mismo día del partido contra Alemania", explicó Alejandro Taszma, director Comercial de Frávega.

Pese a que el aumento fue de 23,9% en unidades, en dinero trepó al 75%, a u$s 10.929,7 millones, según el mismo estudio.

En esa diferencia está el ticket promedio, que creció un 41,3% contra un año atrás, de $ 4.517 a $ 6.384 por unidad, según la misma consultora "El valor subió porque crecieron las ventas de televisores de pantallas más grandes, de 39 a 42 pulgadas, más caros, frente a las de 32". En segundo lugar, aunque en menor medida, también por la inflación, que elevó un poco los precios", explicó Juan Ferlaino, gerente de Proyecto de Televisión de GfK Retail & Technology Argentina.


En mayo y junio, el ticket promedio se elevó a $ 6.796 y $ 6.954, por el inicio del Mundial, cuando los comercios promocionaban televisores de mayor tamaño. Según datos de GfK, la venta de TVs de 39" a 42" creció un 74,5% en unidades; las de 46" a 50", un 273,3% (si bien la base a comparar es mucho menor) y los de 55", un 174,8%.


Así, mientras en el Mundial de Alemania, en 2006, hicieron su aparición los televisores de LCD para reemplazar a los tradicionales de tubo; en el de Sudáfrica, en 2010, salieron a escena los de LED; este año se promocionaron sobre todo LED con Internet y 3D, de más de 39".
A diferencia de 2010, cuando las ventas fueron impulsadas por planes de hasta 50 cuotas sin interés, este año solo se ofrecieron 12 y hasta 18 cuotas, en un contexto muy diferente, de retracción del consumo.


En un mercado de artículos para el hogar en retroceso, en el que se estima una baja de 25% en unidades hacia fin de año, los televisores son uno de los pocos productos que no cerrarán en baja, gracias al Mundial. También se prevé un leve alza, de hasta 5%, en consolas de videojuegos. Pero el resto, especialmente línea blanca, está en retroceso. De ahí el plan anunciado por el Gobierno para financiar la compra en 12 cuotas sin interés de heladeras y lavarropas.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día