Cablevisión: disponen investigar a Garré

El juez federal Claudio Bonadío archivó una denuncia contra Cablevisión por desobediencia, amenazas y lesiones a un coadministrador designado por la Justicia mendocina en esa empresa, consideró irregular esa medida de su colega cuyano y dispuso investigar si la ministra de Seguridad, Nilda Garré, cometió delito al ordenar que la Gendarmería fuera a la sede de la firma junto a ese funcionario.
La denuncia había sido presentada por el contador Enrique Anzoise, designado por el juez federal mendocino Walter Bento en diciembre pasado, en el marco de una acción promovida por Supercanal contra Cablevisión, dijo la agencia de noticias DyN.
Anzoise fue acompañado por una gran cantidad de gendarmes que entraron a la empresa y denunció amenazas y lesiones, así como una supuesta desobediencia a la orden judicial, lo que finalmente fue desestimado por Bonadío. En el marco de este expediente, Bonadío resolvió que el Consejo de la Magistratura analice si su colega tuvo mal desempeño por lo que podría caberle la destitución y advirtió que podríamos encontrarnos frente a un delito de acción pública del que podría ser autora la titular del Ministerio de Seguridad de la Nación al disponer la actuación de la Gendarmería en base a la medida del juez mendocino. Por ello pidió a la Cámara Federal porteña que designe un magistrado para investigarla. El juez indicó en su fallo que preguntó a personal de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Buenos Aires de la Gendarmería Nacional sobre quien habría solicitado su participación en el procedimiento. Resaltó que el Comandante Principal Luis Horacio Jiménez a cargo de dicha división le dijo que la intervención de los agentes fue en cumplimiento de una Orden verbal de la Dirección Nacional de Gendarmería. Añadió el juez que el Comandante General Héctor Bernabé Schenone, a cargo de esa fuerza, le manifestó que el pedido le fue solicitado por la Dra. Cristina Liliana Caamaño Iglesias Paiz.

Noticias del día