Agua, helado, cerveza y champagne, los sectores que ‘suben la temperatura’ con el verano

Para todos estos segmentos, esta es la temporada en la que mayor nivel de ventas se genera, a tal punto que en muchos casos representa el 60% del movimiento anual. Ante esto, las compañías apuntan sus estrategias para reforzar sus estrategias de comercialización en plena época caliente

Arranca la temporada de verano y también comienza a subir la temperatura para varios negocios. Los meses de más calor representan el mayor porcentaje de ventas del año para muchas categorías, entre ellas, como gaseosas, aguas saborizadas, cervezas y, por supuesto, helados.
Aunque en los últimos años disminuyó su "estacionalidad", la de los helados sigue siendo la categoría que más crece en verano. "Cada vez más argentinos lo consumen durante invierno, pero todavía un 60% de las ventas se concentra en los meses de más calor, de octubre a marzo", explicó Denise Picot, gerente de Marketing y Trade Marketing de helados Frigor, la marca de Nestlé. El mercado de helados en la Argentina alcanza los 100 millones de litros anuales, lo que incluye helados artesanales, industriales y canales de venta como kioscos y supermercados. "El 60% de los helados que se consumen son industriales", precisó Picot. Frigor cuenta con varias marcas de larga trayectoria en el mercado de industriales como Epa, Torpedo y Sin Parar. Pero para la ejecutiva, la temperatura no es el único motor de las ventas, sino que el gran impulso suelen ser los lanzamientos de cada temporada. "Los chicos siempre están ávidos de novedades. Los lanzamientos hacen que el mercado tome un dinamismo y una velocidad de crecimiento que cambia todos los años. Las expectativas para la temporada que comienza son muy buenas", agregó Picot.
La temperatura y el buen tiempo sin lluvias sigue siendo un "factor preponderante" en el consumo de helados, advierte Sebastián Pérez, gerente de Marketing de la empresa Ice Cream. "Las ventas empiezan aumentar a partir octubre teniendo su pico máximo en diciembre para las fiestas. Aproximadamente el 70% del total de las ventas incluyendo todos los canales se registra de octubre a marzo", señaló.
Con el calor, también arranca la temporada alta para las cervezas, que es la bebida alcohólica emblemática del verano. "Entre diciembre y marzo el porcentaje de ventas es casi el 45% del volumen total del año. La cifra es muy elocuente. En el verano hay más ocasiones de consumo", detalló Francisco Mladineo, brand manager de Heineken. A partir de octubre, la empresa aumenta sus niveles y turnos de producción y también su fuerza de ventas. "Es una temporada muy importante para el negocio y el volumen pesa muchísimo. Hay que tener una planificación en los meses previos. La correlación entre temperatura y ventas siempre es positiva. Los años donde se registran más días de calor, las ventas crecen", agregó. En la empresa tienen "muy buenas" expectativas para 2015, donde apostaron por acciones de verano en Mar del Plata y Punta del Este.
También crece el consumo de espumantes (champagnes): el 63% del volumen de esta categoría, por ejemplo, se concentra en el último trimestre del año, mientras que para las sidras alcanza el 80 por ciento. La categoría espumantes ganó más de 275.000 hogares compradores en el último año, alcanzando una base de 1,4 millones de hogares que compran esta bebida en el transcurso de un año, según un informe de la consultora Kantar WorldPanel. "Los argentinos compran espumantes casi tres veces al año, incrementando su frecuencia y aumentando un 20% la cantidad adquirida en cada visita al local durante el último año", señalaron desde la consultora. Se compran casi cuatro litros de espumantes al año por hogar.

Más de Negocios