Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Big data: el motor de la nueva serie de Netflix

Cada click que damos en un sitio web, en una red social o servicio dice mucho sobre nosotros. Tal vez pensamos que no tiene importancia, pero para las empresas sí. Google, Facebook o Netflix, entre muchas otras, utilizan esta información para ofrecernos nuevos productos o funcionalidades. De hecho, el servicio de streaming de películas lanzó House of Cards, su nueva serie exclusiva, teniendo en cuenta el comportamiento de los usuarios en su plataforma.
Steve Swasey, ex vicepresidente de Comunicaciones corporativas de Netflix, admitió ante el sitio especilizado GigaOM que, antes de realizar la remake de esta serie británica, la empresa estudió los datos que dejan sus más de 30 millones de suscriptores al consumir estos productos.

El objetivo
“Teníamos un alto grado de confianza en el director, el productor y las estrellas. Analizamos los datos de consumo de la gente y medimos el interés por estas personas”, aseguró y agregó: “A través de nuestros algoritmos, podemos determinar quién puede estar interesado en Kevin Spacey -protagonista de House of Cards- y decirle 'tal vez te interese también ver esto'".
“El objetivo es convertirnos en HBO antes de que HBO se convierta en Netflix”, sostuvieron desde la empresa. El lanzamiento de House of Cards, es el comienzo de un proyecto que apunta a generar cinco programas originales por año. De todas maneras, los datos que los usuarios dejan en el servicio no sólo sirven para conocer sus gustos sino, también, para descubrir el comportamiento de las personas a la hora de consumir series y películas.