Variante Delta: científicos de la OMS dicen que no hay evidencia sobre la necesidad de terceras dosis

No descartaron que se necesite un uso más amplio de refuerzos en el futuro si hay una disminución de la inmunidad.

Un nuevo artículo firmado por miembros de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus dilas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la prestigiosa revista de divulgación The Lancet, volvió a reanimar el debate por las terceras dosis en el mundo.

Según los científicos, todavía no hay suficiente información que justifique las dosis de refuerzo contra el Covid-19 y concluyeron que la población en general no las necesita, aunque reconocieron que las personas con factores de riesgo, especialmente las inmunocomprometidas, podrían beneficiarse de una dosis extra.

"Cualquier decisión sobre la necesidad de un refuerzo o el momento del refuerzo debe basarse en análisis cuidadosos de datos clínicos o epidemiológicos adecuadamente controlados, o ambos, que indiquen una reducción persistente y significativa sobre la enfermedad grave", escribieron y agregaron: "La evidencia actual no parece mostrar la necesidad de un refuerzo en la población general, en la que la eficacia contra enfermedades graves sigue siendo alta".

Delta en Estados Unidos: los jóvenes no vacunados están en el ojo del nuevo brote

Sin embargo, no descartaron que se necesite un uso más amplio de refuerzos en el futuro si hay una disminución de la inmunidad de la vacunación primaria o si evolucionan nuevas variantes que hagan que las vacunas ya no protejan contra el virus.

El artículo está firmado, entre otros, por Marion Gruber y Phil Krause, dos miembros de la FDA que planean dejar la agencia en los próximos meses; y Soumya Swaminathan, Ana-Maria Henao-Restrepo y Mike Ryan, altos funcionarios de la OMS.

"Los suministros de vacunas actuales podrían salvar más vidas si se usan en poblaciones no vacunadas previamente", explicaron.

Variante Mu: la nueva cepa combina mutaciones de Alfa y Beta y sería más resistente a las vacunas

La OMS ha pedido en varias ocasiones que los países, especialmente los más ricos que tienen mayor acceso a las vacunas, frenen sus operativos de terceras dosis con el objetivo de garantizar el suministro hasta que por los menos el 10% de la población mundial haya recibido la primera dosis.

Según el vaccine tracker de Bloomberg, hasta ahora se han repartido 5,71 mil millones de dosis en 184 países, suficientes para vacunar por completo al 32,7% de la población mundial.

El artículo choca con los planes de los Estados Unidos, Israel y otros países que ya han comenzado sus refuerzos, basándose en datos de que la protección contra la infección de algunas vacunas como la de Pfizer-BioNTech comienza a declinar a los seis meses de completado el esquema.

Para los científicos, sin embargo, la evaluación de riesgo-beneficio también debería considerar la cantidad de casos graves de Covid-19 que se esperaría que prevenga el refuerzo, y si es seguro y efectivo contra las variantes actuales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios