Pandemia

Qué países siguen con la aplicación de terceras dosis a pesar de las advertencias de la OMS

Mientras casi el 70% de la población mundial sigue esperando al menos la primera dosis de la vacuna contras el coronavirus, cada vez son más los países que están comenzado a aplicar dosis de refuerzo

La aparición de la variante Delta -casi el doble de contagiosa que variantes anteriores del coronavirus y más adaptada para eludir a las vacunas- aceleró el debate por las dosis de refuerzo.

Israel fue uno de los pioneros, luego de descubrir que la efectividad de la vacuna Pfizer-BioNTech contra la infección por Delta era menor y que la protección disminuía con el tiempo. El país comenzó su campaña de refuerzo con los adultos mayores y las personas inmunocomprometidas, ahora ya está autorizada a todos los mayores de 30 años.

China dio luz verde para la aplicación de la tercera dosis en grupos específicos -personas con comorbilidades y problemas inmunitarios; mayores de 60 años; personal sanitario, de aduana y aviación- seis meses después de completar el esquema de vacunación. Las autoridades sanitarias citaron estudios que muestran una mejor respuesta inmune cuando se aplica un refuerzo.

Vacunas contra el coronavirus: Pfizer anunció un acuerdo para comenzar a producir en Brasil

Estados Unidos -que, con el objetivo de que más gente se vacune, recientemente le dio aprobación total a la vacuna de Pfizer y se espera que haga lo mismo con las de Johnson & Johnson y Moderna- estableció la aplicación de la tercera dosis para todos los mayores de 18 años a partir del 20 de septiembre. Inicialmente la Casa Blanca dijo que el refuerzo se administraría a quienes completaron el esquema hace ocho meses, ahora evalúa acortarlo a cinco.

En Europa ya son varios los países -Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Eslovenia, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Suecia, entre otros- que anunciaron planes de refuerzo, a pesar de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) todavía no se expidió al respecto. La mayoría de las campañas apuntan específicamente a personas con factores de riesgo, ya sea por edad o por comorbilidades.

Hungría está ofreciendo una tercera dosis a todo el que la desee, siempre que hayan pasado al menos cuatro meses desde la segunda. En Serbia es a partir de los seis meses, pero se prioriza a los adultos mayores y personas con problemas de salud.

Aunque el Reino Unido todavía no lo ha confirmado, el gobierno espera comenzar su campaña de refuerzo en el corto plazo. La primera etapa estaría enfocada a adultos mayores y personas que vivan en geriátricos; personas inmunocomprometidas y con factores de riesgo críticos; personal de Salud y trabajadores sociales. La segunda etapa abarcaría a los mayores de 50 años y personas de entre 16 y 49 en riesgo; así como los convivientes de personas con problemas de inmunidad.

A nivel regional, Chile y Uruguay ya están aplicando terceras dosis para los vacunados con Sinovac. Y la semana pasada, el Ministerio de Salud de Brasil anunció terceras dosis de Pfizer para adultos mayores e inmunocomprometidos a partir del 15 de septiembre.

En Argentina, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires encarará un estudio sobre personas inmunosuprimidas para evaluar la aplicación del refuerzo en grupos específicos.

Variante Delta: cuándo cree Estados Unidos que podrá tener controlados los contagios de coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) le pidió a los países que frenaran sus planes de refuerzo, por lo menos, hasta fines de septiembre con el objetivo de llegar al 10% de la población mundial vacunada. La agencia de Naciones Unidas, dijo que los datos actuales no muestran que sean necesarias las vacunas de refuerzo y añadió que las personas más vulnerables del mundo deberían estar completamente vacunadas antes de que los países ricos inyecten sus terceras dosis.

Según Bloomberg, hasta ahora se han repartido 5,17 mil millones de dosis en 183 países, eso es suficiente para inocular al 33,6% de la población mundial con al menos una dosis. Pero mientras los 79 países más ricos del mundo concentran el 73,5% de las vacunaciones, sólo representan el 42,4% de la población global.

Un análisis del Financial Times de los programas de Israel, Turquía y Chile, tres de los países que están dando refuerzos, muestra que se han desplegado más de 10 millones, más que el total de dosis de vacunas administradas en media docena de países africanos juntos.

"Hay suficientes vacunas en todo el mundo, pero no van a los lugares adecuados en el orden correcto", dijo Bruce Aylward, asesor principal de la OMS.

Andrew Pollard, uno de los creadores de la vacuna de Oxford-AstraZeneca y director del Grupo de Vacunas de Oxford, dijo que el apuro por aplicar los refuerzos estaba impulsado por un "deseo comprensible de reducir el riesgo en el futuro tanto como sea posible".

Sin embargo, subrayó que, sin "pruebas claras" de que la protección contra los cuadros graves de Covid-19 disminuyan entre los vacunados con ambas dosis, no hay argumentos para las vacunas de refuerzo.

Tags relacionados

Comentarios

  • PLP

    Pablo Luis Pernas

    30/08/21

    Las criticas pueden venir de la OMS para que se vacune mas el tercer mundo. Un disparate que es mas para lavar la cara del desastre que hicieron desde el principio con el virus. La tercera dosis seguramente se necesitara en todos lados, y cada cual que aguante su vela y haga los deberes.

    1
    0
    Responder