INCERTIDUMBRE

Default en Estados Unidos: para Biden, "un meteorito se dirige a estrellarse contra nuestra economía"

A dos semanas de que el Tesoro estadounidense se quede sin efectivo, según el ultimatum de Janet Yellen, demócratas y republicanos todavía no pueden ponerse de acuerdo para resolver el límite de la deuda.

Si las advertencias de la secretaria Janet Yellen se cumplen, el Tesoro de los Estados Unidos está a dos semanas de defaultear (el país tiene una deuda de u$s 28 billones) por primera vez en su historia. En el Congreso, mientras tanto, la pelea entre demócratas y republicanos por ampliar el techo de la deuda sigue tensa y por ahora las señales siguen siendo poco claras.

"Lo que están haciendo es muy imprudente y peligroso", dijo el presidente Joe Biden sobre los republicanos. "Un meteorito se dirige a estrellarse contra nuestra economía. Los demócratas están dispuestos a hacer todo el trabajo para detenerlo. Los republicanos sólo tienen que dejarnos hacer nuestro trabajo".

Biden y el default: el reloj de arena que ya se activó en el Congreso

Aunque Wall Street confía en que al final los legisladores llegarán a un acuerdo para evitar el default -y los potenciales "eventos catastróficos" y "consecuencias devastadoras", que pronostican Yellen y el titular de la Reserva Federal, Jay Powell-, eso no quiere decir que el país no se vaya a ver perjudicado por un acuerdo tardío: los analistas de Morgan Stanley pronosticaron que a menos que se llegue a una resolución para fines de la semana que viene, las letras del Tesoro con vencimiento en octubre podrían perder valor "rápidamente".

"Permítanme ser claro acerca de la tarea que tenemos por delante: debemos llevar un proyecto de ley a la mesa del Presidente que aborde el límite de la deuda para el fin de la semana. Punto", escribió hoy el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer. "Las consecuencias de acercarse siquiera a la fecha X [en referencia al 18 de octubre] podrían ser desastrosas para nuestra economía y devastadoras para las familias estadounidenses", agregó.

Por ahora, los republicanos son inconmovibles y no están dispuestos a cooperar. Mitch McConnell, el líder del bloque republicano en el Senado, dijo en una carta que "el bipartidismo no es un interruptor que la presidenta [de la Cámara de Representantes] Pelosi y Schumer puedan prender para pedir dinero prestado y gastarlo", dijo y agregó: "Durante dos meses y medio, simplemente hemos advertido que, dado que su partido desea gobernar solo, también debe manejar el límite de la deuda solo".

El Tesoro de los Estados Unidos está al borde del default: 5 claves para entender qué está pasando 

Sin posibilidad de romper el llamado ‘filibuster' -salvo por algunas excepciones como nombrar jueces o aprobar el presupuesto, todas las leyes requieren una mayoría de 60 senadores para terminar el debate y pasar a la votación, es decir que los demócratas necesitan al menos 10 republicanos para tratar el proyecto- los correligionarios de Biden están en un encrucijada.

Los demócratas plantean que la ampliación del techo de la deuda debería ser una solución bipartidista, porque también involucra las obligaciones asumidas durante la Administración Trump. Pero los republicanos volvieron a bloquear el proyecto e insisten con que los demócratas resuelvan la cuestión a través del proceso de reconciliación presupuestaria, que requiere una mayoría simple -los demócratas tienen 51 votos, contando a la vicepresidenta Kamala Harris- en lugar de dos tercios. Pero los demócratas se niegan a usar el recurso porque consideran que es arriesgado y lleva mucho tiempo, ya que involucra el trabajo de varias comisiones.

Estados Unidos: el Tesoro estima que se quedará sin efectivo en octubre y crece la preocupación por un default

Además, aunque la votación puede ser exprés, el procedimiento también incluye debate y lo que en el Congreso estadounidenses se denomina como "vote-a-rama": un tiempo ilimitado (suele extenderse varios días) en el que los senadores pueden ofrecer enmiendas.

Según le dijeron a Bloomberg William Hoagland y Steven Bell, exdirectores de la Comisión de Presupuestos del Senado, se necesitarían unas dos semanas para elevar el techo de la deuda mediante el proceso presupuestario de reconciliación.

Por ahora, parece que la solución al problema de la deuda depende de que los republicanos finalmente cambien su postura y permitan ampliar el techo, o que los demócratas comiencen el proceso de reconciliación antes de que sea demasiado tarde.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios