Venezuela: Maduro ratificó su guerra económica y prometió limitar ganancias de empresas

Prometió extender a otros rubros las inspecciones que ya realizó contra cadenas de electrodomésticos, que concluyeron con gerentes detenidos y superofertas decretadas por el Estado.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, profundizó su “guerra económica” y adelantó anoche, por cadena nacional que, apenas consiga los “superpoderes” en el Parlamento, lanzará medidas para limitar los márgenes de ganancia de empresas y severas penas contra la especulación.
 
Con esta decisión intentará impedir que los sobreprecios alcancen el 1.200 % que, según aseguró, fueron verificados en la venta de electrodomésticos durante la fiscalización ejecutada este fin de semana, la cual dejó cinco gerentes de establecimientos comerciales detenidos.
 
“Una vez que se apruebe la Ley Habilitante en la Asamblea Nacional, yo voy a colocar límites porcentuales a las ganancias del capital en todas las ramas de la economía del aparato productivo venezolano”, dijo Maduro.
 
El presidente venezolano solicitó el 15 de octubre a la Asamblea Nacional, integrada por 165 diputados, que aprobara una denominada “ley habilitante” para gobernar por decreto durante un año con el objetivo de combatir la corrupción y lo que describe como una supuesta “guerra económica” de la oposición contra su gobierno.
 
“Voy a pedir normas y penas al máximo nivel que permita la Constitución para este tipo de delitos porque tenemos que equilibrar el funcionamiento de la economía”, añadió en su largo discurso. “No puede ser solamente el cierre del establecimiento, tienen que pagar con cárcel. No es posible que mal utilicen las divisas para robar con las ventas de los productos’’, agregó.
 
Este anuncio forma parte de una campaña de fiscalización de precios, principalmente de productos importados, que comenzó el viernes con la intervención militar a una cadena de electrodomésticos, Daka, donde fue reducido en hasta 50% el importe de artículos que, según el gobierno, fueron elevados de manera irregular.
 
Tras conocerse las reducciones de precios en al menos tres cadenas de electrodomésticos de la capital y del interior, una multitud de venezolanos se agolpó en esos comercios durante el fin de semana y esperó durante horas, incluso pernoctó en la calle, para poder comprar los productos rebajados. En ese contexto, el viernes hubo un saqueo en uno de los locales de Daka en Valencia.
 
Maduro anunció anoche que el control estatal de precios al consumidor y su inmediata reducción se extenderá a todos los demás bienes y servicios, en el marco de la “guerra económica” del Gobierno contra “los parásitos burgueses, especuladores y saqueadores”. Esta semana, además de los locales de electrodomésticos, la fiscalización abarcará, anunció, establecimientos de venta de juguetes y vehículos, alimentos, textiles, calzados y ferreterías.
 
Con su iniciativa de que funcionarios civiles y militares rebajen los precios de venta se busca, remató Maduro, que la economía culmine el año “viento en popa”, lo mismo “el modelo social de inclusión” para que se disfrute con “la mayor felicidad posible unas navidades que hemos adelantado”.
 
FUENTES: Agencias Caracas
Tags relacionados