Bin Laden, de millonario saudita a líder terrorista

Nació en una familia de mucho dinero, en Arabia Saudita. Fue entrenado por la CIA, pero después fundó su organización terrorista y le declaró la guerra a Occidente.

Osama Bin Laden, nació en 1957 en Arabia Saudita en una familia de mucho dinero ya que su padre, ingeniero y arquitecto, hizo una gran fortuna realizando obras públicas por encargo de la familia real saudí.
Tras la muerte de su padre se ocupó de los negocios familiares hasta que abandonó la empresa para integrarse al movimiento armado que combatía la presencia de tropas soviéticas en Afganistán.
 
Allí fue entrenado por la CIA y aprendió por la instrucción cómo mover dinero a través de sociedades fantasmas y paraísos fiscales; a preparar explosivos; a utilizar códigos cifrados para comunicarse y a ocultarse.
 
En 1988 funda Al Qaeda, La Base , en árabe.
 
La ruptura definitiva con sus aliados norteamericanos se produjo en 1990 cuando, en su combate contra Irak, EE.UU. desplegó tropas en Arabia Saudita, tierra de los lugares sagrados musulmanes de La Meca y Medina.
Bin Laden rompió con la monarquía saudí y se trasladó a Sudán, donde permaneció cinco años. En 1996 se instaló con su familia en Afganistán, estableciendo sus primeros contactos con el jefe de los talibanes, el "mulá" Muhammad Omar.
 
Su organización estableció como objetivos prioritarios el ataque a EE.UU. y sus aliados en Oriente Próximo. Bin Laden fue el presunto responsable de los atentados norteamericanos de Nairobi y Dar es Salam, que provocaron 263 muertos en 1998, y del ataque contra el crucero US-Cole en Adén en octubre de 2000, con 17 muertos.
 
Desde los atentados de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Bin Laden se refugió en algún lugar secreto en la frontera entre Afganistán y Paquistán, una zona controlada por sus aliados talibanes. Desde allí emitía comunicados y videos llamando a todos los musulmanes a unirse a una “guerra santa” contra Occidente.
 
La guerra contra los talibanes y la búsqueda de Osama Bin Laden le han costado a Estados Unidos miles de soldados muertos y miles de millones de dólares.
 
La muerte de Bin Laden, sin duda, hará que vuelva a los estadounidenses el orgullo de ser la única superpotencia mundial.
 
Tags relacionados

Noticias del día