Ciberseguridad

Volvió el falso secuestro, pero peor que nunca: la estafa que pone en peligro todos los ahorros

Con el rápido avance de la inteligencia artificial, las clásicas modalidades de estafa se vuelven más sofisticadas y difíciles de combatir.

El avance tecnológico no sólo dio pie a nuevas modalidades de fraude, sino que también reversionó y elevó la calidad de las maniobras más clásicas; como es el caso de la estafa telefónica por un falso secuestro. 

Antes, los ciberdelincuentes llamaban a sus víctimas a tempranas horas de la madrugada y le informaban que tenían secuestrado a algún ser querido y que debían pagar por su rescate. Utilizaban información básica y detalles emocionales, como el nombre del familiar, para hacer que la situación parezca real.

Lejos de quedar como un engaño antiguo, con el desarrollo de la inteligencia artificial (IA) los llamados del susto proliferaron y ganaron mayor verosimilitud; especialmente por el surgimiento de aplicaciones capaces de replicar la voz de los supuestos secuestrados. A continuación, todos los detalles. 

Inteligencia artificial: cómo cambió la estafa del falso secuestro

Mientras que la IA puede implementarse para facilitar y agilizar el proceso de detección de amenazas en ciberseguridad, también puede utilizarse para potenciar la actividad criminal si cae en las manos equivocadas. 

La inteligencia artificial es capaz de simular voces e hizo resurgir la estafa de los falsos secuestros.

Por ejemplo, puede facilitar la ejecución de los llamados por falsos secuestros mediante aplicaciones que, con un sólo fragmento de audio de una persona, logran replicar su voz y utilizarla para relatar cualquier fragmento de texto. 

En tanto, los delincuentes pueden volcarse a las redes sociales, ir en busca de un video en el que se escuche la voz de la persona que supuestamente secuestran y volcar el fragmento en la app, que hará todo el trabajo de réplica de voz. 

Con este tipo de plataformas, de libre acceso, resulta extremadamente difícil reconocer cuando se trata de un llamado falso. Es que con sólo identificar la voz del supuesto secuestrado, los familiares dejan a un lado los protocolos de verificación como el uso de una "clave secreta" o las preguntas por detalles más personales. 

Para contrarrestar este tipo de amenazas, es imperativo que las personas estén al tanto de las posibles estafas y mantengan un alto nivel de conciencia. La educación sobre ciberseguridad, la verificación de la información antes de actuar y la denuncia a las autoridades son pasos fundamentales para protegerse contra este tipo de fraudes

Temas relacionados
Más noticias de inteligencia artificial

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.