Cognición

Memoria retentiva: qué es y por qué es tan importante tener hábitos para cuidarla y desarrollarla

El declive natural de la memoria con la edad puede mitigarse con prácticas mentales adecuadas

En esta noticia

En una sociedad donde el aumento de enfermedades como la demencia y Alzheimer se hace cada vez más presente, la relevancia de mantener una memoria saludable cobra importancia. 

La memoria retentiva, por ejemplo, es una forma de memoria fundamental para almacenar información a largo plazo. Mediante hábitos específicos, es posible fortalecer esta capacidad del cerebro y protegernos contra el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.

Cuidar y desarrollar la memoria retentiva mejora nuestra salud mental y enriquece la calidad de vida.

El superalimento que muchas personas toman mal: esta es la forma de preparar las semillas de chía para aprovechar sus beneficios y activar el metabolismo

¿Por qué la remolacha es buena para bajar el colesterol y cómo hay que prepararla para controlar los triglicéridos?

¿Qué es la memoria retentiva?

La memoria es una facultad compleja y esencial que nos permite vivir en el presente, como también conectar con nuestro pasado y planificar el futuro. Esta capacidad cerebral es la que nos posibilita retener y recuperar información de manera voluntaria, de allí que sea "retentiva".

Mantener la mente activa es clave para preservar la memoria retentiva. (Fuente: Unsplash)

A través de ella recordamos desde hechos cotidianos hasta ideas abstractas, pasando por sensaciones y relaciones entre conceptos. Por eso, es importante entender que la memoria es una de las funciones cognitivas que más se ve afectada con el envejecimiento.

Sin embargo, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, la memoria puede ser entrenada y mejorada. Al igual que un músculo, cuanto más la ejercitemos, más fuerte se volverá.

Bajar de peso con caminatas: los 3 aspectos a tener en cuenta para conseguir resultados y cuál es la rutina que recomienda Harvard

Las termas de Entre Ríos que son ideales para una escapada económica: los jubilados pagan $ 2000 la entrada y los menores, $ 1500

Existe una variedad de estrategias y hábitos que podemos adoptar para mantener nuestra mente ágil y preservar nuestra capacidad de recordar a medida que envejecemos.

Hábitos para potenciar la memoria retentiva

La memoria retentiva es una pieza fundamental de nuestro cerebro para recordar información importante, como también para el aprendizaje continuo

Para estimular y mejorar esta capacidad, existen diversas actividades recomendadas que pueden ayudarnos a expandir nuestros conocimientos diariamente.

La actividad mental constante es un escudo contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. (Fuente: Unsplash)

Porque, como se dijo anteriormente, con el paso del tiempo es natural que experimentemos ciertos cambios en nuestra memoria. La Clínica Mayo sostiene que es común enfrentar problemas leves de memoria y un ligero declive en otras capacidades cognitivas a medida que los años pasan.

Estas prácticas te ayudará a prevenir el deterioro cognitivo y también mejorarán nuestra calidad de vida en general.

El sitio web de Harvard Health Publishing enfatiza que un mayor nivel educativo y la continua estimulación mental están vinculados con una mejor salud cognitiva.

A través del aprendizaje constante, podemos fortalecer la memoria y promover la actividad mental. Esto se debe a que la resolución de ejercicios mentales contribuyen a la salud de las células cerebrales y fomentan una mejor intercomunicación entre ellas.

Desafiar al cerebro con nuevas habilidades es fundamental para prevenir el deterioro cognitivo. (Fuente: Unplash)

Actividades recomendadas para mantener la mente activa

  • Lectura: involucrarte con diferentes tipos de textos mejora la comprensión y la retención de información.

  • Juegos de estrategia: como el ajedrez o puzzles, que estimulan el pensamiento lógico y la planificación.

  • Escritura creativa: fomenta la creatividad y permite consolidar recuerdos a través de la narración.

  • Pasatiempos artísticos: actividades como la pintura o la música mejoran la concentración y la coordinación, además de ser excelentes para la expresión emocional.

  • Aprendizaje de nuevas habilidades: ya sea aprender un nuevo idioma o una habilidad técnica, desafiá al cerebro con nuevos aprendizajes y promové la neuroplasticidad.
Temas relacionados
Más noticias de salud mental
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.