Cuarta ola

El virólogo que desarrolló la vacuna de Oxford y AstraZeneca habló sobre el Covid y las nuevas variantes: ¿qué pronóstico dio?

John Bell se mostró optimista y dijo también que ve una posibilidad "muy alta" de que si surge una nueva variante, será relativamente leve como Ómicron.

Con la llegada de los primeros días de frío, el número de contagios por Covid-19 volvió a registrarse en curva ascendente. El Ministerio de Salud reportó 49 muertes por coronavirus y 43.487 contagios en la última semana en la Argentina, lo que representa un 27,9% más de casos que el domingo pasado, cuando consignaron 33.989.

Así, ante la llegada de la cuarta ola, según confirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, continúa en todo el país el operativo de vacunación con las dosis de refuerzo, por intervalo y grupo apuntado.

Esta vez, las vacunas dan otra perspectiva a la hora de encarar esta nueva fase de la pandemia. En una entrevista brindada al medio británico The Guardian, el famoso virólogo John Bell se mostró optimista: "Las vacunas han tenido un efecto muy poderoso y duradero sobre la muerte... la mayoría de las personas que han recibido la vacuna están completamente seguras", dijo. "Las personas que mueren ahora, desde julio pasado, no están vacunadas. Eso es trágico", añadió, aunque advirtió que los ancianos y los inmunocomprometidos corren un mayor riesgo.

En diciembre pasado, el profesor de la facultad de Medicina de la Universidad de Oxford y uno de los primeros miembros del grupo de trabajo de las vacunas de AstraZenecapre, dijo con confianza que Ómicron "no era la misma enfermedad que estábamos viendo hace un año" y que las altas tasas de mortalidad por Covid en el Reino Unido eran "ahora historia".

Por esa razón, dijo, sería sensato dar más vacunas de refuerzo en el otoño a las personas mayores de 65 años y aquellas con sistemas inmunológicos deficientes, mientras que las personas más jóvenes, los niños y los adolescentes sanos realmente no las necesitan, a menos que surja una variante más grave de Covid. 

Los casos de Covid-19 registraron un aumento del 27,9% en la última semana.

"Pueden pasar dos cosas: una es que las vacunas realmente protejan un año o 18 meses contra la muerte, o que salga una variante mucho más patógena, en cuyo caso necesitamos otra vacuna", dijo a The Guardian. 

El virólogo dijo también que ve una posibilidad "muy alta" de que si surge una nueva variante, será relativamente leve como Ómicron, mientras que las posibilidades de una variante más letal son "muy bajas pero no nulas". 

Según destacó el medio, el principal desafío ahora es encontrar una inyección que detenga la transmisión del virus, pero Bell es optimista sobre la segunda generación de vacunas contra el Covid, que se espera que estén en el mercado dentro de uno o dos años. Un aerosol nasal podría detener la transmisión, esperan él y otros científicos, mientras que las vacunas que usan células T para matar las células infectadas podrían ofrecer una inmunidad más duradera que las inyecciones actuales y también podrían ser mejores para combatir las mutaciones del virus. 

Si bien existe un abundante suministro mundial de vacunas, siguen estando distribuidas de manera muy desigual, y muchas personas en los países más pobres aún no han recibido una sola dosis. Bell se enorgullece de la inyección de Oxford/AstraZeneca, de la cual se han vendido cerca de 3000 millones de dosis en 180 países y a precios sin fines de lucro hasta finales del año pasado. Sin embargo, a pesar de ser anunciada como una "vacuna para el mundo", estuvo en el centro de una controversia política hace un año, con acusaciones sobre eficacia, suministro y efectos secundarios.

Al respecto, Bell dijo que los comentarios "desinformados" hechos por políticos como el presidente francés, Emmanuel Macron, costaron muchas vidas en ese momento porque la gente estaba preocupada por la seguridad, en particular en África. Los comentarios de Macron fueron promocionados en las redes sociales, una campaña "provocada por terceros" diseñada para causar interrupciones, dijo. "Imagínese si vive en [la antigua] África occidental francesa y el presidente de Francia dice: ‘no use esta vacuna'. Imagina lo que piensas si eres el chico de la calle. La vacilación de las vacunas en África ha sido impulsada por la mala prensa desinformada, y el problema es que nadie es responsable de eso".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios