Alimentos

El truco definitivo para cerrar bien el pan lactal y que dure más tiempo

Este sencillo método te permitirá mantener tu pan lactal fresco y sabroso durante más días.

En esta noticia

¿Cuántas veces te pasó que el pan lactal se queda reseco porque no pudiste cerrarlo bien? Para evitar esto, tenés que conocer el truco definitivo para que dure mucho más tiempo. 

Esta simple estrategia, que no requiere de herramientas especiales, te permitirá disfrutar de tu pan lactal durante más días sin que se ponga duro o pierda su sabor.

La piedra preciosa de protección más poderosa del mundo: ¿cuál es y cómo se usa para aprovechar sus propiedades?

La particular relación que hay entre la fuerza de las manos y el envejecimiento: esto dice una investigación científica

El truco para que el pan lactal dure más tiempo 

Uno de los mayores inconvenientes del pan lactal es que si no cerrás bien su bolsa, se reseca muy rápido. Muchos eligen esta opción de pan de molde para sanguches o para tostadas. 

Para evitar que el pan lactal quede seco, tenés que cerrarlo bien. (Foto: Pixabay)

Sin embargo, lo que pocos saben, es el sencillo truco para mantener esta variedad de pan más fresco por mucho más tiempo. Ya no vas a necesitar una "pinza" para cerrar la bolsa, sino, seguir los siguientes pasos que reveló el portal Cocina Fácil

  1. Enrrollá la bolsa: tomá la bolsa con una mano y girá la parte superior sobre sí misma, creando un rollo con el plástico.

  2. Cubrí el paquete: abrí la parte superior de la bolsa que quedó sin enrollar y utilizala para cubrir el paquete que creaste con el rollo. 

  3. Presioná y ¡Listo!: presioná ligeramente sobre la bolsa para asegurarte de que el cierre quede bien ajustado. 

Con este sencillo método, que solo toma unos segundos, dejarás atrás las pinzas y no tendrás que preocuparte por los nudos que luego son difíciles de deshacer. 

Si querés tu pan lactal bien fresco, seguí todos estos trucos. (Foto: Freepik)

Guardá el pan en un lugar adecuado

Una vez abierto, lo mejor es guardar el pan lactal en un lugar seco, fresco y oscuro donde no le dé la luz. La alacena de la cocina o una panera son buenas opciones. 

Evitá ponerlo en la heladera

Meterlo en la heladera no es una buena opción, ya que el frío puede humedecerlo y cristalizar los almidones presentes en la miga, lo que hace que se altere su textura. 

Las 2 piedras preciosas fundamentales del Año del Dragón de Madera: por qué conviene tener estas gemas y cómo hay que usarlas

Descubrimiento sin precedentes: una investigación científica de 35 años sugiere que se pueden predecir las transformaciones de los seres vivos

Congelarlo es una gran opción

Si creés que no vas a consumir el pan lactal en los próximos días, podés congelarlo. Para hacerlo, colocá los panes en una bolsa de plástico hermética. Cuando lo necesites, simplemente descongelalo a temperatura ambiente o en el microondas. 

Descartá el pan con moho

El mayor peligro para el pan lactal es que aparezca moho en alguna de sus partes. Si es así, no lo consumas, porque eso indica claramente que está en mal estado. Además, no conviene quitar las rebanadas afectadas y consumir el resto; es mejor desechar todo el paquete para evitar problemas de salud. 

Temas relacionados
Más noticias de truco
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.