Hay 5 tipos

Cuáles son las visas que te permiten vivir en los Estados Unidos: requisitos y opciones

Existen una serie de opciones para aquellos que quieren instalarse de manera permanente en territorio estadounidense. Cada una tiene sus particularidades.

En esta noticia

Ya sea para abrir una subsidiaria, comenzar desde cero un proyecto o también buscar suerte, varios emprendedores deciden mudarse a los Estados Unidos. El tamaño de mercado, el avance tecnológico y otros factores generan un gran atractivo por el gigante de América del Norte. Pero para poder dar ese paso es necesario, primero, conseguir algo importante: la visa.

Por un lado, existen las visas E que les permiten a los empresarios argentinos quedarse en territorio estadounidense junto a sus familias durante un tiempo prolongado para poner en marcha su idea. Esto no implica una residencia permanente ni otorga la ciudadanía pero sí resulta útil para trazar las primeras líneas.

La E1 contempla a aquellos que tienen compañías de comercio exterior que hagan negocios con los Estados Unidos. Es preciso que el mercado estadounidense represente al menos la mitad de la actividad de la firma. El límite máximo de estadía es de 7 años. En tanto, la E2, quizá la más popular de todas, dura cinco años y puede ser renovada indefinidamente mientras continúe la actividad ahí. Esta involucra a los empresarios argentinos que tienen un negocio y quieren desarrollarlo en los Estados Unidos.

Asimismo hay otras dos opciones de visas para distintos casos: la EB1 y la O1. El solicitante de la primera debe demostrar que tiene alguna aptitud extraordinaria en el terreno de las ciencias, artes, educación, negocios o deportes y tener documentados sus logros en esta materia. Para la segunda la exigencia es menor, aunque se necesita contar con una propuesta de trabajo por parte de un empleador estadounidense.

Vivir en EE.UU.

No obstante, existe la posibilidad también de solicitar una visa de inmigrante para asentar residencia permanente en los Estados Unidos, en caso de que la idea sea vivir allá. Para esto hay cinco diferentes razones de elegibilidad, cada una con sus requisitos y formularios propios. En casi todos los casos para iniciar el proceso es necesario tener a un patrocinador (sponsor) que sea ciudadano, residente permanente o empleador estadounidense. El sponsor será quien empiece el proceso de petición ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) y luego el solicitante podrá continuar con los pasos siguientes.

Estos son los 5 tipos de visa que otorga Estados Unidos para vivir en su país y los requisitos que exige cada uno:

Esposo/a de un ciudadano

La petición es a través del formulario I-130 que puede realizarse en la oficina del USCIS o por correo postal. Hay seis subgrupos dentro de esta opción.

  • Cónyuge, viudo/a, hijos solteros menores de 21 años y padres de un ciudadano estadounidense de 21 años o mayor
  • Hijos/as solteros mayores de 21 años de un ciudadano estadounidense
  • Cónyuges, hijos/as menores e hijos/as solteros mayores de 21 años de un residente legal permanente
  • Hijos/as casados/as de un ciudadano estadounidense y su cónyuge e hijos/as menores de 21 años
  • Hermanos/as de un ciudadano estadounidense y su cónyuge e hijos/as menores de 21 años siempre que el ciudadano sea mayor de 21 años

Comprometido/a para casarse con un/a ciudadano/a

La presentación de la petición I-129-F tiene que realizarse en la oficina de USCIS por parte del ciudadano estadounidense para su prometido/a. Técnicamente se trata de una visa de no-inmigrante y las procesa la embajada estadounidense en Buenos Aires. Existen dos tipos: la K1 es para los prometidos y la K2 es para hijos menores de 21 años de un solicitante de visa de prometido.

Familiares de ciudadanos/as o residentes legales

El objetivo de esta visa es reunificar a los integrantes de una familia en los Estados Unidos. Tiene en cuenta las mismas relaciones de la visa por Esposo/a de un ciudadano y se realiza con el mismo formulario y metodología.

Inmigrantes por razón de empleo

Dentro de esta opción hay cinco categorías de elegibilidad.

  • Primera Preferencia de Empleo (E1) trabajadores con prioridad: puede ser para personas con habilidades extraordinarias, profesores e investigadores destacados o managers y ejecutivos de multinacionales. Implica completar el formulario I-140.
  • Segunda Preferencia de Empleo (E2): es para personas con habilidades excepcionales o con títulos avanzados. En este caso, el formulario es también el I-140.
  • Tercera Preferencia de Empleo (E3): contempla desde trabajadores con habilidades, profesionales y también trabajadores sin habilidades para llenar cupo en una empresa.
  • Cuarta Preferencia de Empleo (E4) ciertos inmigrantes especiales: Se tiene que completar el formulario I-360 e involucra a varios subgrupos diversos, desde ministros de religión, locutores y presentadores, médicos extranjeros y personas reclutadas, entre otros.
  • Quinta Preferencia de Empleo (E5): es la que le otorgan a inversores inmigrantes que buscan hacer negocios en los Estados Unidos.

Inmigrantes de diversidad

Para poder solicitar esta visa es necesario ser nativo de uno de los países elegibles. A su vez, requiere tener concluido y aprobado el ciclo de colegio secundario o tener dos años de experiencia laboral en los últimos cinco años. Más allá de la presentación, para conseguir este visado hay un factor de azar ya que la selección se lleva a cabo por sorteo a través de un sistema computarizado. El formulario se completa en dvlottery.state.gov

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.