Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sol austral en Ushuaia

En verano, la capital de Tierra del Fuego renueva sus atractivos: verdes praderas llenas de flores al pie de picos nevados, la apertura de la temporada de pesca y la navegación en velero por el Canal del Beagle prometen un fin de año formidable. Ad

Amanece temprano, muy temprano sobre el Canal del Beagle, y ese sol que al levantarse tiñe de colores profundos los detalles del paisaje –el perfil de las casas, las proas lejanas de los barcos pesqueros– se instalará en el cielo durante una cantidad de horas inimaginables, para ponerse recién después de las 23. Llega el verano a Ushuaia y los tiempos se estiran, la ciudad se despereza después de tantos meses de frío, entregándose a su fisonomía estival de días soleados y picos nevados allí, en el coletazo final de la cordillera.

Se acerca el final del año y con él llegan a Tierra del Fuego miles de visitantes, de todas partes del mundo. Vienen a pasar el último día de 2003 en el último rincón del planeta, donde la tierra firme termina. Y este aluvión de turistas transforma el lugar, bloquea buena parte de las reservas hoteleras (que están prácticamente completas para esta época) y puebla calles y restaurantes.

Es un momento ideal para disfrutar de Tierra del Fuego, esa porción austral de la Argentina que debe su nombre a las enormes fogatas que los expedicionarios veían desde sus embarcaciones y que el pueblo ona (o selk’nam, en lengua indígena) encendía cada noche para sobrevivir al frío.

En verano, las temperaturas fueguinas son agradables, y rondan los 10 grados centígrados, de modo que es posible disfrutar plenamente de la increíble naturaleza de estas latitudes.



Recorriendo la isla

Existen en Ushuaia decenas de excursiones diferentes a disposición de los visitantes. Desde recorridos por los alrededores de la ciudad hasta el ascenso al glaciar Martial o los paseos en lujosos veleros por el canal del Beagle.

Natalia Chientaroli