Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reacción de piqueteros duros que aumenta la tensión con Kirchner

Los sectores de izquierda calificaron como “peligrosas” las acusaciones del Presidente. “Es injusto enfrentar a argentinos contra argentinos”, advirtió el Jefe de Estado

Los sectores de izquierda calificaron como “peligrosas” las acusaciones de Néstor Kirchner de montarse en demandas sociales legítimas como forma de activación política. El Presidente tuvo el apoyo de su antecesor, Raúl Alfonsín, y de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El subsecretario de la Presidencia, Carlos Kunkel, sostuvo por su lado tener la grave sospecha de que sectores desplazados de la Policía Bonaerense y otras fuerzas de seguridad estarían detrás de los cortes de ruta.

“Hace un mes que los funcionarios del Gobierno y la familia Duhalde están haciendo declaraciones parecidas, ahora con nombre y apellido”, se manifestó preocupada la legisladora porteña Vilma Ripoll, de Izquierda Unida. En términos parecidos se pronunciaron Raúl Castells, del MIJD; Pablo Solana, de MTD Aníbal Verón y Néstor Pitrola, del Polo Obrero, para quien el clientelismo es potestad del PJ, “con sus dos millones de planes de empleo”.

Desde el sector dialoguista, Luis D‘Elía, de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV), fue de los pocos en coincidir con Kirchner: “Hay ciertas modalidades que se han transformado en el método de acumulación política de pequeños sectores autoproclamados vanguardia, a los que me niego en llamarlos de izquierda”.

Kirchner criticó anteanoche la acción de los piqueteros clasistas, basada en el corte de caminos y la ocupación indiscriminada de espacios públicos. Algunas de sus manifestaciones terminaron en hechos de violencia, como los registrados contra empresas petroleras en el este salteño, que podrían repetirse, según puede interpretarse de declaraciones del dirigente José Fernández efectuadas ayer en Plaza de Mayo.

El Presidente continuó por la mañana con su avanzada antipiquetera. En declaraciones efectuadas al inaugurar una planta metalúrgica en José León Suárez dijo que “es injusto enfrentar a argentinos contra argentinos”.

“Estamos en democracia y se puede protestar por las carencias que uno tiene”, agregó Kirchner, antes de recordar que “muchas veces los cortes de ruta afectan a los que trabajan”. En las últimas semanas, el nivel de desaprobación ciudadana a este tipo de retenes ha ido en franco aumento, hasta convertirse en opinión mayoritaria.

En su apoyo, Alfonsín confesó estar “bastante de acuerdo” y pidió “tomarle los documentos –a los piqueteros– y saber cómo van a actuar”.

Bonafini pidió que se desprocese a los manifestantes sociales y sostuvo que “Kirchner no es ni revolucionario ni socialista, pero si nos ponemos las pilas podemos lograr algunas cosas”.

Desde el Gobierno, le cupo al ministro del Interior, Aníbal Fernández, apuntalar la estrategia oficial: “el Polo Obrero, el MST, el PCR, son más grupos políticos que otra cosa”.