Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ocio a la hora del almuerzo

Algunas opciones para ocupar esos momentos de esparcimiento cerca de los lugares de trabajo, con deportes y gastronomía

Para mucha gente que trabaja en el microcentro, la idea de llenar las horas huecas que corresponden al almuerzo con alguna actividad extra laboral (practicar un deporte, recibir un masaje anti estrés o, simplemente, echarse al sol), resultan imposibles ya que implican trasladarse de un punto a otro de la ciudad. Para ellos, la mayoría de los hoteles del microcentro extienden la oferta de la piscina, el gimnasio y los demás complementos de confort destinados a sus huéspedes, por una simple tarifa diaria, mensual o anual. Si a esto se suma que, junto a la piscina y el solarium suele haber bares donde es posible almorzar desde un dietético y veraniego jugo de frutas a una comida completa, y hasta optar por alguna ensalada nutritiva, el ocio de los mediodías podría ser casi perfecto y reparador.



Relax y comida sana

El Neptune ofrece una amplia gama de posibilidades, desde el gimnasio con aparatos, el sauna, los masajes, la piscina climatizada o la abierta con su solarium, ideal para los bronceados de pretemporada, hasta los courts de tenis. Tiene sala de musculación, aerobics, jacuzzi, masajes, tratamientos faciales, baños de vapor y la sala de relax. Para reponerse de tanta actividad y euforia veraniegas, también está el bar. Allí existe la posibilidad de almorzar o merendar en las mesas aledañas a la gran pileta exterior. El menú se centra en las ensaladas proteicas, como la De la huerta (variedad de hojas verdes, papas, huevo duro, panceta y hongos, todo aderezado con una suave salsa de mostaza, $ 15) o la de pasta y atún (fussili, atún, lechuga, tomate y aceitunas, aderezada con una vinagreta al estilo italiano, $ 18). Otra opción es el panini de pavita ahumada (jamón, tomate y huevos, servidos sobre pan tostado, $ 19,50) o el tostado mixto ($ 10), que se puede acompañar con buenos jugos (naranja, pomelo, frutillas, ananá, tomate o limonada, de $ 5 a $ 8). El milk-shake es otra posibilidad ($ 7). Aunque con el tiempo cálido tienta algo más light, como las frutas de estación (en ensalada o al plato, $ 7 y $ 9). El pase diario, que incluye el uso de las piletas, gimnasio, sauna, baño de vapor y sala de relax, cuesta $ 70. El abono mensual ($ 300) incluye, aparte de los otros servicios, un 20% de descuento en los masajes.

Neptune Pool & Fitness Center

(Sheraton Buenos Aires)

San Martín 1225

Lunes a viernes de 6.30

a 22.30. Sábados, domingos

y feriados de 8 a 20.

Tel: 4318-9309



Un rincón amable

Es como un pequeño jardín suspendido en medio de la ciudad. Desde la piscina se ven los árboles de la Plaza San Martín, el muy parisino pasaje Cavanagah –que permite contemplar la fachada de la iglesia del Santísimo Sacramento– y el sol que, en esta época generosamente se prolonga allí, hasta bien entrada la tarde. El lugar es casi íntimo, sobre todo luego de la hora pico del almuerzo para el que –si se está urgido– conviene hacer reserva. La pileta, aunque al aire libre, está climatizada; hay sala con aparatos de gimnasia, sala de aerobics, jacuzzi, sauna y masajes. El pase diario sale $ 65; por mes, la membresía asciende a $ 200. El snack de La Terrasse ha ampliado sus instalaciones y, con ello, la mesa de ensaladas y comidas a la vista. Entre las ensaladas, son imperdibles la Vegetales Body Pump (hojas verdes, champignons, tomates, zanahoria rallada, choclo, apio crujiente, berro y chauchas, $ 10) y la Aerobic (rúcula, tomate, tostadas de pan de queso parmesano, aceitunas negras, aceite de oliva y aceto, $ 12). El Club Sandwich es una mole de exquisiteces apta para compartir (pan lacteado, pavita, tomate, panceta crocante, huevo, lechuga y aceitunas negras, $ 14). Agua mineral o gaseosas ($ 4) y varios tragos como el Mojito ($ 14), el Mimosa (champagne y jugo de naranja, $ 14) o el Gancia Batido ($ 12), son ideales para matizar el after work.

La Terrasse

del Marriot Plaza Hotel

Fitness Center, de lunes a

lunes de 6 a 23. Snack Bar,

de lunes a lunes de 9 a 21

Florida 1005

Tel: 4318-3094



Un oasis en el bullicio

La pileta, al aire libre y climatizada, es como un lago azul, rodeada de plantas y tiene un deck en altura que permite tomar sol hasta bien tarde. Se puede optar por una variedad de masajes, desde el descontracturante clásico hasta técnicas más actualizadas con fuerte influencia oriental, como la digitopuntura, la reflexología, la masofilaxia, el reiki y el shiatzu. El precio mensual de la pileta es de $ 250; por día, $ 50. También hay una opción de Day Spa, para pasar un día de relax y belleza, que incluye regalos sorpresa (desde $ 60 a $ 80). En el bar, se puede comer desde un simple tostado ($ 7) a generosas tablas de fiambres y quesos ($ 10 y $ 11). También hay omelettes ($ 8) y ensaladas como la ya clásica Caprese ($ 10). El agua mineral ($ 3,50) ,los jugos de frutas ($ 5) o los licuados ($ 6), son acaso lo más aconsejable para completar la jornada. Aunque al atardecer, una copa de Carmela Benegas rosado ($ 5) servirá para equilibrar el cuerpo y el alma.

Claridge’s Health Club

del Claridge Hotel

Lunes a viernes de 7 a 22.

Sábados y domingos de 8 a 20

Tucumán 535, 2ºpiso

Tel: 4314-7700

Beatriz Spinosa