Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Maersk duplicará la capacidad de carga de su rival más cercano

Analistas de la industria del transporte marítimo aseguran que habrá otras operaciones entre navieras, pero todavía no se sabe quién comprará a quién

Los gerentes del sector naviero periódicamente expresan una mezcla de temor y admiración por Maersk-Sealand, la empresa danesa de transporte de contenedores. Con una capacidad de carga 34% superior a la de su rival más cercano, la firma hace tiempo que disfruta de una poderosa ventaja, y ahora está a punto de fortalecer aún más su posición en el mercado.

La semana pasada, AP Moller-Maersk, la empresa controlante de Maersk-Sealand, confirmó que planea adquirir a la anglo-holandesa P&O Nedlloyd.

El agente marítimo francés BRS-Alphaliner, ubica a P&O Nedlloyd en el tercer puesto mundial en términos de capacidad.

Tras la operación de compra, la capacidad de carga de Maersk será más que dos veces superior a la de su rival más cercano, y su espacio triplicará al número tres. Muchos en el sector ahora esperan una ola de fusiones que apuntarán a aumentar la eficiencia y crear una mayor competencia para el nuevo gigante.

Después de tres años de crecimiento sin precedentes en Asia oriental, muchas líneas ahora tienen considerable recursos para efectuar compras. La menor demanda mundial, mientras tanto, podría incentivarlos a actuar antes de que el mercado registre una caída.

Quién podría comprar a quién es un tema que genera numerosas especulaciones. Al menos es inevitable que se produzca cierta reestructuración porque P&O Nedlloyd casi seguramente abandonará la Gran Alianza, un consorcio de líneas que comparten capacidad y prestan servicios en forma conjunta.

“Esta todavía es una industria relativamente fragmentada. Siempre me sorprendió que no se consolidara el sector mediante fusiones y adquisiciones”, señaló Ray Miles, CEO de la londinense CP Ships y presidente del Consejo Internacional de Operadores de Contenedores.

Muchas teorías mencionan a Neptune Orient Lines, controlado por la agencia estatal de inversiones Temasek de Singapur. En 1997 hizo una de las operaciones más audaces del sector cuando compró a la estadounidense APL, que era más grande, y adoptó su nombre. David Lim, CEO, afirmó que está interesado en concretar una adquisición que complemente a APL.

China Shipping Container Lines, número ocho en capacidad mundial, también está estudiando algunas oportunidades de compra.