Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Licitación récord del Banco Central, que colocó Lebac por casi $ 1.900 millones

Recibió propuestas por $ 2.100 millones, monto que también constituye un récord. La oferta de las entidades se concentró a 49 días, plazo para el que la tasa subió de 5,05% a 5,30%

El apetito de los inversores por las ascendentes tasas de interés combinada con la gran liquidez que existe en el mercado, le permitieron al Banco Central (BCRA) colocar ayer letras (Lebac) por un récord histórico de $ 1.898 millones. La entidad que preside Martín Redrado no sólo logró renovar así los $ 1.397 millones que vencen hoy, sino absorber un adicional de $ 501 millones.

Según fuentes consultadas, las entidades que más ofertas presentaron fueron el Banco Nación, al que le vencen hoy letras por cerca de $ 450 millones; el Grupo Macro Bansud y Suquía, que también salió a renovar unos $ 300 millones; y el Banco de Entre Ríos (BERSA), que ofreció casi $ 120 millones. Sumadas todas las manos, el mercado le ofreció al BCRA un récord de

$ 2.099 millones, casi el doble de lo que licitaba la entidad .

La mayor parte de las ofertas, sin embargo, se volcaron en el tramo más corto. El BCRA adjudicó $ 1.297 millones, o 68,5% del total, en Lebac a 49 días, lo que significa que el próximo 6 de julio la entidad deberá enfrentarse con un vencimiento casi tan grande como el que debió superar ayer. La vida promedio de su cartera, en tanto, se redujo en dos días, de 248 a 246.

“Debido al cortoplacismo que prevaleció en las últimas licitaciones, el Central va a tener que superar tests como el de hoy (por ayer) cada vez más seguido”, explicó el responsable de bonos de un banco nacional. “Esto podría generar algo más de nerviosismo en la plaza”, agregó.

Pero, consultados al respecto, en el BCRA consideraron que la preferencia de los inversores por las Lebac más cortas es sólo una reacción natural, en un momento de suba de tasas de interés. “Ningún inversor quiere posicionarse a largo plazo cuando sabe que la semana que viene le pueden pagar más”, justificó la fuente. “Algo similar le está pasando a (Alan) Greenspan en los Estados Unidos”, sentenció.

En el BCRA argumentan que en el corto y mediano plazo cuentan a su favor con la excesiva liquidez que tienen los bancos y que, debido a la lenta reactivación del crédito, buscan desesperadamente colocar en activos alternativos, como son en este caso las Lebac del Central.



Próxima estrategia

Para absorber los casi $ 1.900 millones, la autoridad monetaria debió seguir subiendo las tasas de interés. Los casos más destacados fueron los de la Lebac en pesos a 49 días, cuya tasa pasó de 5,05% anual a 5,30%; la de 3 meses, que ascendió de 5,80% a 6,20%; y la de la letra a un año, que trepó de 8,24% a 8,334%.

No obstante, según anticiparon, la idea del BCRA sería lograr a partir de ahora una empinamiento mayor de la curva de tasas, lo que significa que buscará elevar los intereses de largo plazo, para incentivar las colocaciones de los bancos en los tramos de mayor duración.

Con los $1.898 absorbidos ayer, la autoridad monetaria sólo necesita captar en las próximas dos licitaciones un total de $ 1.127 millones para cubrir los vencimientos de mayo.

Para Redrado, renovar la totalidad de las Lebac del mes es clave, sobretodo en un momento en el que se encuentra activo inyectando pesos en el mercado cambiario para sostener al dólar por encima de los $ 2,90. De otra forma, un crecimiento de la base monetaria, o de los pesos disponibles en el mercado, podría poner en jaque las metas comprometidas en el programa monetario y, al mismo tiempo, presionar sobre la inflación.

Además de lo esterilizado por Lebac, ayer el Central absorbió a través del mercado de pases un neto de $ 42,9 millones.