Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Corte no intervendrá en el caso Chabán

Rechazó el pedido de ‘per saltum’ para revocar la excarcelación del empresario, en el marco de la causa por la tragedia de Cromañón. El tema pasará a la Cámara de Casación

En una nueva jornada signada por la polémica entre los poderes Ejecutivo y Judicial, la Corte Suprema de Justicia rechazó ayer los pedidos de per saltum presentados por la querella y el fiscal de la causa Cromañón, para evitar la liberación de Omar Chabán.

Así, será ahora la Cámara de Casación Penal quien deba definir sobre el beneficio otorgado al empresario del under para que espere en libertad el juicio oral por la muerte de 193 personas en el boliche de Once.

En tanto, el juez de la Corte, Eugenio Zaffaroni, se sumó al coro de voces que salió a cuestionar al Gobierno por una supuesta intromisión en la esfera del Poder Judicial por haberle reclamado a la Procuración General que apelara el fallo.

El magistrado le reclamó al poder político que no “exacerbe a la opinión pública” ni trate de “conseguir votos sobre la base de una desgracia pública”, como la de Cromañón. Además, pidió que se deje “trabajar tranquila a la Justicia”.

La respuesta de la Casa Rosada no se hizo esperar. El ministro del Interior, Aníbal Fernández, contestó que el Gobierno “no puede mirar para el costado y hacer como que no se enteró” del fallo que benefició a Chabán, a partir de la “conmoción” que generó en la sociedad. Negó también haber invadido la esfera del Poder Judicial.

Lo cierto es que la resolución de la Corte, adoptada anoche con los votos de siete ministros, no causó ninguna sorpresa. Aunque desde el lunes se vislumbraba que el tribunal rechazaría el per saltum, dos de sus integrantes, Carlos Fayt y Zaffaroni, habían dado indicios claros por la mañana de su escasa disposición a aceptar intervenir en la causa. Por este motivo, el abogado José Iglesias, padre de una de las víctimas, había recusado a los dos magistrados por presunto “prejuzgamiento”. La Corte rechazó ese planteo.

En declaraciones periodísticas, Fayt había dicho que “el per saltum no está legislado en la Argentina y las Cámaras de Casación debían actuar”. También Zaffaroni había adelantado que sólo “excepcionalmente” el máximo tribunal puede expedirse sobre la excarcelación de un acusado y nunca mediante un recurso presentado por la vía del per saltum.

Según informó la agencia DyN, la reunión plenaria de la Corte fue compleja.Trascendió que el juez Antonio Boggiano se retiró del Palacio de Justicia antes de firmar la resolución, por lo que sus pares tuvieron que enviar a su domicilio un auto oficial para que regresara y cumpliera con el trámite, lo que demoró más de dos horas la sesión.

También llamó la atención la falta de información sobre cómo votó cada uno de los magistrados.

Por otra parte, la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura decidió abrir “a prueba” el proceso de juicio político contra los dos camaristas que votaron a favor de liberar a Chabán, María Laura Garrigós de Rébori y Gustavo Bruzzone, quienes habían pedido su apartamiento de la causa por haber perdido “tranquilidad de espíritu” tras el escándalo que desató su fallo.

Así, el Consejo dio el primer paso formal para iniciar la investigación, de la que surgirá si existen elementos para someter a ambos camaristas al jurado de enjuiciamiento, con vistas a una eventual destitución.

El juicio político contra los camaristas es impulsado por el diputado del justicialismo, Jorge Casanovas.