Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Europa pidió seguridad para las privatizadas

La Unión Europea (UE) felicitó ayer al Gobierno argentino por la metodología puesta en marcha para renegociar los contratos de concesión de las empresas de servicios públicos privatizadas, pero al mismo tiempo recomendó al presidente, Néstor Kirchner, dar señales claras de seguridad y previsibilidad para que las compañías comiencen a reaccionar.

La voz de mando la llevó el comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, que ayer visitó Buenos Aires y se reunió por la mañana con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y por la tarde con el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

“No vine aquí con un palo en la espalda para pegarles”, afirmó Lamy en referencia al tema tarifario, pero aclaró, durante una conferencia de prensa en el Palacio San Martín, que trajo consigo los reclamos de las empresas europeas. “Lo más importante es que las autoridades argentinas empiecen a dar señales claras de seguridad, de estabilidad, de previsibilidad para que, entonces, las compañías puedan empezar a reaccionar en función de esos elementos”, dijo.

Las empresas de servicios públicos privatizados, en su mayoría en manos de capitales europeos, reclaman al Gobierno un aumento de las tarifas, que permanecen fijos desde enero de 2002, cuando la Argentina devaluó la moneda.

Lamy también recordó que cuando estuvo en el país en setiembre del año pasado, “la situación era catastrófica, pero mejoró y se ven buenas noticias, como por ejemplo la metodología que puso en marcha el Gobierno para renegociar los contratos”.

Por otro lado, Lamy se lamentó de que la UE no tenga competencia en la renegociación de la deuda argentina. “Desgraciadamente la competencia la tiene el FMI, hubiera sido distinta la situación si hubiéramos podido negociar nosotros”, dijo sin dar detalles de cómo se hubiera desarrollado la situación.