Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Gobierno presenta hoy su plan para producir más gas y petróleo

Las empresas podrán ingresar a un régimen de promoción que las eximirá de impuestos a la importación y Ganancia Mínima Presunta. Se mantienen las retenciones

El Gobierno anunciará hoy un conjunto de medidas fiscales para incentivar inversiones en la exploración y producción de gas y petróleo, en un intento de dar una solución estructural a la escasez de energía. El Régimen Promocional para la Exploración de Hidrocarburos apunta a incrementar el horizonte de reservas y a alentar la puesta en marcha de cuencas no productivas y áreas no explotadas, como a fortalecer el papel de Enarsa en el mercado local.

El texto del proyecto de Ley, al que accedió El Cronista, se compone de 20 artículos que establecen los diferentes beneficios que tendrán las compañías productoras, así como el papel de las provincias en la concesión de las áreas bajo jurisdicción regional.

Para acceder al régimen, las firmas debería tener a Energía Argentina Sociedad Anónima (Enarsa) como socio “ineludible” en la búsqueda de recursos energéticos, en áreas off-shore así como en el territorio nacional.



Industria nacional

Con esta medida se pretende dar impulso a Enarsa, y fortalecer su rol en un mercado que se caracteriza por una importante concentración. La firma estatal, al analizar la conveniencia de cerrar sociedades, será la encargada de dar el visto bueno a los proyectos con pretensiones de adhesión al Régimen.

Sin embargo, del proyecto de Ley se desprende que, en caso de una autorización explícita de la secretaría de Energía, Enarsa podrá quedar al margen del emprendimiento, y su participación será limitada.

Asimismo, el Gobierno se compromete a otorgar estabilidad fiscal por el término de la duración de los permisos de exploración. Esta medida contempla tanto impuestos nacionales como provinciales, por lo que se requiere el expreso consentimiento de la provincia afectada en la zona de explotación involucrada.

Entre las decisiones del Ejecutivo se destaca la eliminación de los impuestos a la importación para la compra de bienes de capital y equipos. Aunque el proyecto resalta que las retenciones a las exportaciones, al ser consideradas de interés para el Estado, no se reducirán.

También se permitirá la devolución anticipada del IVA en compra de bienes de capital e inversión en infraestructura, se concederá la amortización acelerada de equipos e inversiones para el pago de Ganancias y los beneficiarios quedarán eximidos del pago del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. En la misma línea, se reducirá hasta 50% los cánones de explotación por kilómetro cuadrado, según establece la Ley 17.319 sobre Hidrocarburos.

La necesidad de incentivar los recursos energéticos se aceleró a partir del crecimiento económico y la crisis boliviana. Con el proyecto, se pretende añadir a la producción 19 cuencas que aún no fueron explotadas, ya que la producción del país se genera solo a partir de cinco cuencas sedimentarias.

Las provincias hidrocarburíferas, con excepción de Neuquén, que no participó de ninguna de las rondas de consultas que realizó la Nación para estructurar las medidas, dieron el visto bueno al borrador del proyecto. No obstante, hubo dos puntos que generaron reticencias.

El primero es la designación de la Autoridad de Aplicación, que luego de un fuerte debate, quedó en manos del Gobierno Nacional. Es decir que será la Nación la encargada de aprobar o rechazar los pliegos y las licitaciones para la concesión de los permisos. En contrapartida, las provincias lograron mantener autonomía en el cobro de regalías, ya que el primer borrador del proyecto imponía una baja generalizada.

En las próximas horas, el texto ingresará a la Cámara Baja y se prevé que las provincias, a través de los legisladores, impulsen modificaciones adicionales a la propuesta del Ejecutivo.

Los anuncios se harán a las 19 horas en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en presencia del presidente Néstor Kirchner, los ministros de Economía, Roberto Lavagna y de Planificación, Julio de Vido. También estarán empresarios de la industria petrolera y autoridades provinciales.