Suscripción al Newsletter
Ingreso mal su mail!
Recibí las noticias más relevantes del día en tu correo electrónico.
  • Regístrate
  • Ingresá
  • Suscribite
Martes 23.12.2014 | 00:41
edición impresa

Tierras raras: la futura batalla de los commodities que marcará el siglo XXI

Finanzas y mercados

Es un conjunto de 17 minerales que se usan para la fabricación de televisores de pantalla plana, smartphones y tablets. Preocupa la extrema volatilidad en los precios de mercado

Imprimir Enviar Votar
0

Parece una descripción salida de la saga de “El Señor de los Anillos” o de cualquiera otra novela de fantasía épica. Pero en realidad, el término de “tierras raras” se refiere a un conjunto de 17 minerales no ferrosos que no son raros y que existen en abundancia en la Tierra, aunque resulta muy difícil y costosa su extracción y purificación, por su alto impacto contaminante.


Estas tierras raras son, en estos momentos, el centro de una disputa comercial que crece entre China por un lado, el mayor exportador del mundo (concentra el 95% del total), y EEUU, Japón y la Unión Europea (UE) por el otro, sus principales clientes, que se consideran discriminados por la forma en que el gobierno chino regula las cuotas de exportación de estas tierras raras.


Lo que hay en juego no es poca cosa: estos minerales son necesarios para la fabricación de muchos artículos de alta tecnología, tales como televisores de pantalla plana, lámparas de bajo consumo, catalizadores de auto, equipos de imágenes para Medicina, smartphones, tablets, molinos de viento, motores eléctricos, discos de computadora, sistemas GPS, imanes, etc. De ahí que EEUU, Japón y la UE hayan puesto el grito en el cielo, tras el año 2011 durante el cual los precios se dispararon por las restricciones chinas. Y ahora, recién terminado 2012, a China le preocupa el movimiento contrario, que hizo derrumbar los precios durante el año pasado, dando la pauta de que el mercado de tierras raras sufre de una volatilidad extrema.


En realidad, lo que se discute hoy, tras la demanda presentada ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en marzo de 2012 en contra de China por parte de EEUU, Japón y la UE, es quién se hace cargo del daño medioambiental que genera la explotación de las tierras raras. Porque si bien ninguno de los mayores consumidores de estos minerales está dispuesto a pagar una exorbitancia al gobierno chino, tampoco se hace cargo del costo que implica para ese país la gran contaminación que se dio en la región de Baotou (norte de China), considerada como la “capital mundial de las tierras raras” (concentra el 70% de las exportaciones chinas).


Allí, las empresas que forman parte del sector minero (la principal es la Baotou Steel Rare-Earth) vierten en un gran lago de 10 km2 sus residuos cargados de productos tóxicos y radiactivos empleados para el tratamiento de las tierras raras y que se podría asemejar al Riachuelo porque no tiene peces ni plantas y, en cambio, una espesa capa negra en la superficie. A principios de los años ’90, la industria minera destruyó por completo la agricultura que existía en toda la región y provocó un incremento significativo de enfermedades entre la población como distintos tipos de cáncer, diabetes y problemas pulmonares.
Si bien China exporta el 95% del total mundial, sólo cuenta con un 25% de las reservas de todo el planeta, que se encuentra repartido en los distintos continentes. El mercado tiene un volumen de facturación anual de u$s 4.000 millones y un potencial muy superior.

Comienza el conflicto

Para todos, el inicio de este conflicto comercial ocurrió en 2010, cuando China decidió suspender sus exportaciones de tierras raras a Japón (hasta ese momento compraba el 90% de sus importaciones a empresas chinas, mientras que hoy sólo adquiere el 50%) por un conflicto de límites con su vecino. A partir de allí, el gobierno chino impuso cuotas de exportación, con el argumento de que protegía el medioambiente. Pero para todos se debió a que, tras alcanzar una posición monopólica en las exportaciones, lo que China buscaba era manipular los precios en su propio beneficio, aumentando las ganancias de sus empresas y obligando a muchas compañías occidentales a deslocalizar a territorio chino, puesto que allí los precios son menores (en agosto de 2012, el kilo de terbio –usado para fabricar las pantallas de rayos X– era vendido a u$s 865 a las empresas chinas y a u$s 2.000 a las extranjeras).


Estas cuotas de exportación provocaron que los precios se dispararan durante 2011 (algunos minerales como el terbio llegaron a multiplicar por 9 su valor) y que se presentara la demanda ante la OMC por falta de competencia entre las empresas chinas y el resto.


Sin embargo, daría la impresión de que China fue demasiado lejos con su política de restricción de la oferta: en cada vez más países se reinicia la explotación de tierras raras, algo que se había suspendido cuando los precios eran bajos y China abastecía el mercado (en California se reactivó una mina que hasta los años ’80 abastecía un tercio de la producción mundial). Pero también se empieza a reciclar las tierras raras usadas, aunque esto todavía sigue siendo demasiado costoso, o a desarrollar aparatos que prescindan del uso de estos minerales.


La situación provocó que los precios de los minerales se derrumbaran durante 2012 (Baotou Steel Rare-Earth anunció una caída del 90% en sus ganancias del tercer trimestre y hay minerales que hoy valen un cuarto de su máximo valor de 2011) y que el gobierno chino decidiera, por un lado, suspender la explotación durante octubre y noviembre para evitar una sobreoferta a nivel mundial, y por el otro, aumentar las cuotas exportadas para evitar la fuga de clientes (aunque el incremento fue de tan sólo un 3%). Si bien las tierras raras no forman parte de alguna novela de Tolkien, el combate comercial que se avecina promete contar con una buena dosis de épica, acción e intrigas a escala planetaria.

comentarios
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Para comentar debe estar logueado. Ingrese a través de: O puedes ingresar con tu usuario del cronista.com

¿Olvidó su contraseña? Recordarme en este equipo

No hay comentarios registrados para esta noticia

No hay comentarios destacados para esta noticia

opinionENCUESTA
Pregunta
Boudou irá a juicio oral por la causa del auto anotado con documentación falsa. Cree que…
El vicepresidente terminará condenado en un plazo breve
La causa se extenderá en el tiempo, pero complicará al kirchnerismo en las elecciones
La causa se irá diluyendo y no le causará mayores problemas al Gobierno
El vicepresidente terminará absuelto antes de los comicios 2015

Responda la consigna para confirmar su voto

Enviar voto