Para los argentinos, las finanzas personales andan mejor que la economía del país

El 62% no está satisfecho con la dirección del país y un 58% considera que su situación económica es mala. Pero un 56% piensa que su estado personal es bueno

A pesar de que la mayoría de los argentinos no está satisfecha con la situación económica general del país, es mucho más optimista repecto de sus finanzas personales, según una encuesta global hecha hace tres meses. Pero a pesar de compartir una región bastante optimista respecto de su futuro económico en el próximo año, los argentinos son los que muestran menos entusiasmo respecto de sus pares latinoamericanos. Lo que más les preocupa es el desempleo y la inflación.


Así se desprende de la encuesta del Pew Research Center en 39 países en marzo pasado: el 62% de los argentinos no está satisfecho con la dirección del país y un 58% considera que su situación económica es mala.


Y a diferencia de sus pares en los países emergentes, son excépticos de que la situación cambiará en los próximos doce meses: un 41% considera que seguirá igual y un 26%, peor.


Pero al poner la lupa en la situación personal, el panorama es menos sombrío, según el fact tank estadounidense que encuestó a 816 adultos mayores a 18 años en forma telefónica y personal en Argentina.
Un 56% de los argentinos piensa que la situación de sus finanzas personales es buena. Y un 47% considera que seguirá igual y sólo el 12% que empeorará.


Sobre las cuatro preocupaciones encuestadas -inflación, desempleo, inequidad y deuda pública-, la falta de empleo (37%) y el alza de precios (33%) son los temas que los argentinos consideran que el gobierno debería abordar primero.

América latina

Los latinoamericanos también son en general optimistas acerca de su situación económica personal. Una media del 57% dice que está bien y otro tanto, que su fortuna familiar mejorará en los proximos doce meses.


Sin embargo, dentro del 44% de los latinoamericanos que piensa que su economía mejorará en el próximo año, Argentina queda último entre los siete países relevados: El rango de tal optimismo entre los países es muy grande: 79% de los brasileños espera que las condiciones económicas mejoren, pero sólo el 29% de los argentinos está de acuerdo, dice el informe del Pew. Junto con los chinos (80%), los brasileños son los más optimistas sobre el futuro de su economía de cualquiera de los públicos en los 39 países encuestados.


Pero de vuelta la situación familiar luce diferente entre los argentinos. Un 51% de los latinoamericanos piensa que sus hijos tendrán una mejor situación financiera cuando sean adultos respecto de sus padres. En Brasil, ese grupo asciende al 79%. Entre los argentinos, el optimismo respecto de la próxima generación lo comparte el 44%.

En el mundo

La encuesta arroja que la satisfacción con la situación económica actual del país es más alta en los mercados emergentes (53%), grupo en el que incluye a Argentina, que en los desarrollados (24%). En ambos casos, se generó un deterioro desde la crisis financiera internacional de 2008. No en vano las perspectivas son mejores en el primer grupo (48%), donde menos se sintió la crisis, que en el segundo (25%), que aún atraviesa una recesión.


Al igual que los argentinos, la diferencia de perspectiva con la situación personal es alta entre los desarrollados: un 58% piensa que sus finanzas personales van a mejorar. Y un 57% entre los emergentes.

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés