Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

MAE-Radianz: El Mercado Abierto Electrónico se sube a la nube del mercado de capitales global

En los próximos 6 meses, el MAE concluirá un proceso que lo hará miembro de la comunidad de servicios financieros en red más grande del mundo. En una primera etapa compartirán información del mercado local. En la segunda fase, buscarán operar por debajo de 1 milisegundo

El Mercado Abierto Electrónico (MAE) va por más. La plaza electrónica de títulos valores y de negociación de moneda extranjera, uno de los más importantes del país, concluirá en los próximos 6 meses un proceso que lo dejará como miembro de Radianz, la comunidad de servicios financieros en red más grande del mundo y una de las nubes tecnológicas desarrolladas por la British Telecom del Reino Unido, donde participan más de 15.000 instituciones de todo el mundo y unos 400 proveedores de información financiera. “Queremos poner un pie en la nube y mostrarle al mundo toda la información del mercado argentino que manejamos”, dijo Diego Estévez, director ejecutivo del MAE.
Esta red permite a las instituciones financieras acceder de forma eficiente y efectiva en costos a cientos de proveedores de servicios, incluidos comercializadores de datos de mercado, bancos, mercados de valores, intermediarios financieros, sistemas multilaterales de negociación (SMN), y proveedores de sistemas de compensación y liquidación.
El proceso no carece de complejidad. Si bien el MAE opera habitualmente sus ruedas basado en una plataforma electrónica modular SIOPEL a partir de soportes informáticos específicos, donde se transan títulos públicos, privados, divisas, operaciones de pases, y se concretan operaciones de futuros con monedas y tasa de interés, de todas formas existen nuevas implementaciones que se incorporarán al sistema y que lo llevarán a un plano de vanguardia. “El directorio del MAE en sus presupuestos anuales establece como prioridad fuerte inversión en tecnología de punta. De todas formas, esta vez, la inversión para subirnos a Radianz será muy considerable, ya que estamos en pleno proceso de renovación de servers y de implementación de una red privada de conectividad”, dijo Estévez.
El ejercicio no es apto para cardíacos. Una vez implementado el sistema y con las dos fases operativas (la primera es la incorporación de información y la segunda abrirá el trading) un inversor que tenga algunas horas libres después del trabajo en Hong Kong podría, por ejemplo, mediante su computadora y pasando a través de un agente MAE, participar en la licitación de tasa de un fideicomiso de las cadenas de ventas de electrodomésticos como Garbarino o Falabella. Esto, siempre y cuando la regulación de la CNV llegara a convalidarlo.
En estos días la gente del MAE se encuentra ya en plenas discusiones técnicas y de factibilidad pero viene trabajando ya en la renovación de sus servidores informáticos y poniendo a punto una red privada que le aportará el ancho de banda necesario. Es que si bien el estándar que hoy cumple este Mercado en lo que hace a la velocidad de alta frecuencia de negociación en la que puede operarse es de 3 milisegundos, el objetivo una vez implementados los cambios y subidos a la ‘nube‘ es llegar a ubicarse por debajo de 1 milisegundo. “Una vez que uno se sube a la nube, el estándar es muy elevado por lo cual, una vez implementado en el MAE, los bancos y agentes deberán hacer una inversión puertas adentro para adecuarse a los nuevos requerimientos”, sostuvo Estévez.
Además, en el MAE se ha trabajado para lanzar el 1 de marzo el debut del nuevo módulo de licitación para colocación primaria incorporado en el SIOPEL que generó la resolución 597 de la Comisión Nacional de Valores (ver aparte) y que permitirá a agentes de la Argentina pero también a inversores de todo el mundo participar de las licitaciones de numerosos títulos como obligaciones y fideicomisos.