Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La baja del crudo arrastró a Wall Street, que vio caídas generalizadas

Fue una jornada de pocos negocios, con los inversores expectantes a la decisión que la FED tomará mañana. El Dow perdió 0,21%, mientras que el S&P 500 cayó 0,33% y el Nasdaq 0,32%. En Europa, los principales mercados ajustaron posiciones.

La baja del crudo arrastró a Wall Street, que vio caídas generalizadas

Las acciones cerraron en baja hoy en la bolsa de Nueva York a la par de una caída del petróleo, que cayó a niveles mínimos desde noviembre, mientras que el sector aeronáutico resultó golpeado por una tormenta de nieve en el noreste de Estados Unidos y arrastró a los papeles industriales.

El Dow Jones perdió 44,11 puntos, o un 0,21 por ciento, a 20.837,37 puntos, mientras que el S&P 500 cayó 8,02 puntos, o un 0,33 por ciento, a 2.365,45 unidades. El índice Nasdaq Composite perdió 18,968 puntos, o un 0,32 por ciento, a 5.856,816 unidades.

El volumen de negocios fue escaso, a la espera del comunicado final de la reunión de la Reserva Federal que culminará el miércoles, en la que el banco central estadounidense decidiría un alza de las tasas de interés de 25 puntos básicos.

Las acciones de aerolíneas cayeron, golpeadas por una tormenta de nieve en Estados Unidos que obligó a suspender miles de vuelos. Los títulos de United Continental bajaron un 4,7 por ciento, los de Southwest Airlines un 3 por ciento, y los de American Airlines un 2,7 por ciento.

Los precios del petróleo cayeron a su nivel más bajo desde noviembre luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo reportó un incremento en los inventarios globales de crudo y elevó su pronóstico de producción 2017 fuera del grupo, sugiriendo complicaciones para los esfuerzos con los que busca reducir el exceso de oferta y apuntalar los precios.

El sector energético cayó un 1,1 por ciento y cerró en su nivel más bajo desde el 4 de noviembre. Las acciones de Chevron bajaron un 1,8 por ciento, y fueron el principal lastre para el Promedio Industrial Dow Jones y el índice S&P 500.

Las acciones de operadores de hospitales cayeron luego de que la Oficina de Presupuesto del Congreso pronosticó que 14 millones de estadounidenses podrían perder su cobertura médica el año próximo a partir del plan republicano de desmantelar Obamacare.

¿Qué pasa en Europa?

Luego de cuatro subas consecutivas, los principales mercados del Viejo Continente concluyeron con signo negativo, presionados por firmas vinculadas a los sectores energético y bancario y con los inversores expectantes al anuncio de la FED y a las elecciones en Holanda.

En Inglaterra, el FTSE 100 descendió 0,13%, hasta los 7357,85 puntos; y en España, el IBEX 35 bajó 0,91%, hasta los 9905,10 enteros.

En Alemania, el DAX 30 cedió 0,01%, hasta los 11.988,79 puntos; mientras que en Francia, el CAC 40 restó 0,54%, hasta ubicarse en las 4972,80 unidades.

El índice paneuropeo STOXX 600 cerró con una caída de 0,31% tras cuatro jornadas positivas. Los  índices del sector bancario y del energético retrocedieron 1,21% y 1,68%, respectivamente.

Entre los papeles bancarios las principales caídas fueron las de Bank of Ireland, Banco BPM y BPER Banca, que perdieron entre 2,6% y 3,3%.

Los mercados estuvieron mayormente focalizados en la elección legislativa que se realizará mañana en Holanda y en la decisión sobre el futuro de las tasas de interés que tomará la FED.

"Los inversores podrían estar evitando algo de riesgo antes de varios eventos potencialmente volátiles", destacó Dafydd Davies, socio de Charles Hanover Investments.

Las acciones de FiatChrysler subieron hasta 2,6% luego de que el presidente ejecutivo de Volkswagen, Matthias Mueller, remarcó que no descarta posibles conversaciones con su par italoamericana para fusionarse.

Más tarde recortaron ganancias y cerraron con un ajuste caída del 0,3%.

Las acciones de la eléctrica RWE fueron el principal alza del STOXX, con un alza de 6,5% tras  anunciar que podría recortar su participación en Innogy al 51%.

RWE, que también pronostica más utilidades en 2017, no hizo comentarios sobre un reporte de Bloomberg acerca de que la francesa Engie evalúa hacer una oferta por Innogy.