Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cuevas amigas informan un blue más barato para que se no enoje Moreno

“El dólar de $ 8,51 sólo se consigue en Julio A. Roca 615”, cuentan en el mercado financiero, en alusión a la sede del Indec.
Ocurre que las grandes mesas de dinero amigas del gobierno informaron ayer a los medios que el blue cayó siete centavos, de $ 8,58 a $ 8,51, cuando en realidad trepó siete centavos, al saltar de $ 8,60 a $ 8,67, con un volumen de escasas operaciones.
Pero todo sea para mantener tranquilo al siempre inquieto Guillermo Moreno que empieza con los telefonazos y las persecutas cada vez que aparece en los diarios que el dólar informal registró una gran suba.
Además, el hecho de haber pocas operaciones en la plaza cambiaria es la excusa que ponen las financieras afines al pasar la cotización: argumentan que no hay formación de precios de referencia y se atajan diciendo que se encuentren diferentes valores según las zonas en donde están ubicadas las cuevas.
Como es de suponer, cuanta mayor distancia al microcentro tienen, más es lo que pueden subir el precio. Y por el servicio del dólar delivery pueden cobrar un adicional de 10 centavos. Como si se tratara de cadenas de supermercados, ahora las cuevas han contratado a gente para que les haga el servicio de puerta a puerta. Claro que, en vez de ir con el carrito, van con los billetes, que tiene su logística, ya que no conviene llevar la plata en una mochila.
Lo que suelen hacer es distribuírsela por todo el cuerpo, por medio de cinturones y fajas con bolsillos para guardar los billetes, de modo de llevar las manos libres. Como igualmente tiene sus riesgos de robo, y para el cliente una mayor comodidad, las financieras imitaron a los supermercados y cobran un extra por el envío a domicilio.
Desde luego, el delivery es más de las cuevas que de los grandes jugadores. En este sentido, muchas veces se suele mencionar a los corredores de cambio como los mayorsitas que operan en el mercado blue, haciendo una generalización que no es real, que lógicamente perjudica a quienes no lo hacen, “porque nuestro trabajo consiste en prestarles el servicio de la gestión personalizada de los tipos de cambio en el Mercado ünico y Libre de Cambios (MULC) a los exportadores e importadores para posibilitarles obtener los mejores precios. Tenés que saber que de los 23 corredores sólo tres o cuatro actúan como tales en el mercado paralelo, sin importarles comprometer a nuestra profesión en esa actividad ilegal, que es penada por la Ley Penal Cambiaria vigente”, alerta uno de ellos.