Sin baja de tasasExclusivo Members

Wall Street imparable y en máximos: los Cedear que subirán todavía más

Los datos de inflación de enero de EE.UU. resultaron por encima de lo esperado por el mercado. Por eso, la Fed retrasará la baja de tasas. Los analistas siguen viendo potencial alcista en las acciones pero recomiendan selectividad.

En esta noticia

Los datos de inflación de enero resultaron ser por encima de lo esperado por el mercado. Esto hizo que las chances de que la Fed comience a bajar la tasa en marzo y en mayo quedaron postergadas.

El mercado reaccionó con mayor volatilidad pero la tendencia alcista en las acciones se mantiene. 

Los analistas siguen viendo potencial alcista en las acciones pero recomiendan selectividad.

Los bonos que recomiendan los analistas tras el dato de inflación de eneroEl CCL baja 10% desde enero y se despega de los bonos y las acciones

 Por encima de lo esperado

A comienzo de esta semana se publicó el dato de inflación en EEUU y en la que se supo que la misma se desaceleró hasta el 3,1% en enero, cayendo desde el 3,4% de diciembre.

Sin embargo, el 3,1% interanual publicado resultó ser por encima de lo que esperaban los economistas en Wall Street.

En concentro, los economistas habían previsto que la lectura interanual del índice de precios al consumo de Estados Unidos se enfriaría aún más hasta el 2,9% desde el 3,4% de diciembre.

Mensualmente, la inflación se aceleró hasta el 0,3% desde el 0,2% en diciembre.

Postergando la baja de tasas de la Fed

Con estos últimos datos de inflación, junto con registros de empleo que también resultaron por encima de lo esperado, terminaron postergando las expectativas sobre el inicio de baja de tasas de la Fed.

Las chances de que la Fed baje la tasa en marzo se encuentran actualmente en un 10%, versus un 90% de que se mantengan sin cambios. 

Hace un mes atrás, el mercado esperaba con un 80% de probabilidad que la Fed baje la tasa en marzo, sin embargo, los últimos datos macro prácticamente que se anuló esa chance.

No solo se postergó la baja de tasas en marzo, sino que los registros de inflación y empleo también hicieron que las primera baja de tasas se de recién en junio, es decir, que la Fed mantenga sin cambios la tasa también en su reunión de mayo.

La probabilidad de que la Fed mantenga sin cambios la tasa en mayo se ubica en un 60% y la mayor chance de ver una baja de tasas se presenta actualmente en junio.

Por lo tanto, cuando a comienzo de año se especulaba con ver entre 6 y 7 bajas de tasas este año, comenzando por marzo, ahora el mercado espera 4 bajas de tasas, comenzando en junio.

Esta reducción en las expectativas sobre las baja de tasas se terminó alineando con lo que viene anunciando la Reserva Federal en sus informes.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, remarcó que los miembros de la Fed están esperando ver 3 bajas de tasas este año.

Sin embargo, no aclaró cuando sería la primera baja de tasas, aunque si anticipó que marzo probablemente no va a ser la primera baja.

La Reserva Federal ha dicho que quiere recibir más evidencia de que el ritmo de crecimiento de los precios se está moviendo "sosteniblemente" hacia su objetivo del 2% antes de comenzar a reducir los costos de endeudamiento desde máximos de más de dos décadas.

De esta manera, se configuró el panorama para ver un contexto de tasas altas por más tiempo ("higher for longer").

Por otro lado, Powell se ha mantenido en gran medida optimista en cuanto a que la economía estadounidense está en camino hacia el llamado "aterrizaje suave", un escenario en el que la inflación se sofoca con éxito sin provocar una desaceleración más amplia ni en el crecimiento ni en el mercado laboral.

Como resultado, los funcionarios de la Reserva Federal ahora enfrentan la tarea de equilibrar delicadamente dos riesgos importantes: reavivar la inflación al actuar demasiado pronto para recortar las tasas y perturbar la actividad económica al esperar demasiado para anunciar reducciones.

Powell  subrayó que la Fed adoptará un enfoque "prudente" en la política de tipos teniendo en cuenta este dilema.

Impacto en Wall Street y oportunidades

Tras la publicación del dato de inflación, el mercado ajustó expectativas sobre la dinámica de tasas de interés de la Fed.

Esto generó una caída en las acciones el mismo martes y un rebote posterior el día miércoles.

En definitiva, se produjo un aumento en la volatilidad en la bolsa de Nueva York.

De hecho, el índice de volatilidad (VIX) aumentó hasta su mayor valor desde noviembre.

El S&P 500 llegó a perder hasta 2,5% desde sus máximos, sin embargo, tras el rebote de ayer, el principal índice de la bolsa de EEUU se sitúa en 5000 puntos, apenas 0,5% debajo de sus máximos históricos.

El hecho de que haya aumentado la volatilidad es una llamada de atención para los inversores.

Sin embargo, el consenso entre analistas es que las acciones podrían seguir subiendo, aunque en el fondo recomiendan selectividad a la hora de incorporar papeles a las carteras.

Santiago Ruiz Guiñazú, Head of Equity de Adcap Grupo Financiero, se mantiene optimista sobre el futuro de las acciones en EEUU.

"Si bien el dato de inflación de esta semana vino levemente por encima de lo esperado y creemos que los recortes de tasa se atrasaran , aun vemos que es posible que para fin de año haya al menos tres recortes de 0,25%. Por esto creemos que será un buen año para estar largo en acciones", dijo.

En ese sentido, recomendó ser selectivo a la hora de incorporar papeles en la cartera.

"Nos gusta el nivel donde se puede conseguir Tesla. También nos gusta el sector de petróleo, especialmente mientras continúen las tensiones geopolíticas", sostuvo Ruiz Guiñazú.

Flavio Castro, analista de Wealth Management de Criteria, remarcó que existen ciertos aspectos le hacen pensar en oportunidades para mantenerse agresivos en las elecciones y cautelosos en otras, a la hora de armar nuestro portafolio de CEDEARS.

"Somos cautelosos por el desafío de la economía americana, que al continuar con su política monetaria restrictiva con una inflación que persiste por encima del target, donde las tasas de interés se mantienen altas por más tiempo, podría causar algún "accidente financiero" que impacte negativamente a los mercados", dijo.

Por otro lado, señaló que también hay arguemntos para ser agresivos con las acciones.

"Con una inflación persistente que trae mayor nominalidad, esto puede impulsar el precio nominal de las acciones, y le permita a la FED iniciar recortes de tasas con una inflación ligeramente superior a su objetivo del 2%. Esto beneficia a aquellas acciones cuyos flujos de caja se esperan a largo plazo, especialmente las tecnológicas de gran capitalización y crecimiento de gran capitalización", detalló.

El Portafolio Recomendado de Cederas Criteria, se compone actualmente de estas alternativas de valor, que contienen empresas del sector tecnológico de gran capitalización y de sectores más defensivos.

Nicolás Kohn, Head Wealth Management Research en Balanz, agregó que es cierto que el S&P 500 superó recientemente la barrera psicológica de los 5000 puntos y que las valuaciones no lucen particularmente baratas en EEUU.

Desde el lado de la estrategia, Kohn consideró que el 2024 es un año para ir tomando exposición de manera secuencial en la renta variable, pero dado el retorno acumulado en los últimos cuatro meses, les hace sentido moderar un poco el optimismo de corto plazo.

"Para quienes quieran tomar exposición a la renta variable en este momento, alternativas como el S&P 500 con pesos iguales entre los sectores poseen un riesgo algo más balanceado que el índice general. Adicionalmente, vemos más conveniente, por el momento, tomar exposición a la renta variable a través de factores como los de mínima volatilidad y calidad dentro de mercados desarrollados", recomendó Kohn. 

El mercado en máximos

Los tres principales índices bursátiles de Wall Street operan en máximos históricos.

De esta manera, las acciones mantuvieron en 2024 la misma racha alcista con la que habían finalizado el 2023.

En el acumulado del año, el Nasdaq es el que más sube, con ganancias de 5,8%. 

Luego le sigue el S&P500 con avances de 4,8% y finalmente el Dow Jones, que avanza 2% en 2024.

El hecho de que las acciones se sitúen en máximos, combinado con una política monetaria mas contractiva por más tiempo, podría generar más volatilidad en las acciones.

Por ello es que los analistas se mantienen optimistas, pero con cierto grado de cautela.

Manuel Carpintero, head portfolio manager de Nash inversiones, también mantiene su expectativa positiva sobre las acciones, aunque busca papeles con menor volatilidad.

"La Fed venía enfriando las expectativas de bajas de tasas en sus últimos informes. El mercado venía con algo más de optimismo sobre la velocidad de baja de tasas. El dato de inflación de no hizo más que confirmar lo que la Fed quería mostrar al mercado, es decir, que las tasas seguirán altas un tiempo más. Esto generó una buena toma de ganancias ayer en los índices americanos", dijo.

Además agregó que "una corrección en estos niveles es probable, por eso buscamos rotar hacia sectores más defensivos momentáneamente".

Finalmente, Maximiliano Donzelli, Head of Research de IOL invertironline, se muestra con cautela hacia el futuro de las acciones.

"Creemos que las acciones pueden sufrir recortes en su cotización si los datos de inflación y del mercado laboral siguen mostrando una resiliencia mayor a la esperada por el mercado y la Fed", sostuvo.

En esa línea, agregó que es esperable ver mayor volatilidad en el mercado accionario americano.

"Consideramos que el mercado ya asimiló la disparidad entre el recorte que esperaba en marzo versus las expectativas del FOMC, reflejado en la caída de las probabilidades implícitas del recorte de la tasa. Sin embargo, creemos que el mercado debe asimilar las condiciones laborales, y por este lado puede sufrir mayores correcciones, teniendo en cuenta que esto se agravaría si además se da otro repunte en la velocidad a la que aumenta la inflación", advirtió.

En ese sentido, recomiendan el posicionamiento táctico en algunos papeles e índices.

"Creemos que el sector de consumo debería verse beneficiado de la resiliencia mostrada por parte de la economía americana, y por lo mismo vemos a la empresa Amazon con buenos ojos",

Además, agregó que "ahora que el mercado asimiló la idea de una baja de tasa más adelante, creemos que puede ser un buen punto de entrada en el índice del Russell 2000 (IWM), el cual quedó muy rezagado respecto a otros índices y cuya composición de empresas de menor capitalización debería ser un claro ganador de la baja de tasas", recomendó.

Temas relacionados
Más noticias de Cedear

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.